Broche final a unas vacaciones en Valladolid para olvidar la vida de refugiados

El Ayuntamiento de Valladolid, junto con la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, facilita a 35 niños Saharauis pasar su verano en la ciudad.

Un año más, la provincia de Valladolid ha acogido a niños Saharauis procedentes de campos de refugiados durante la época estival. Esta vez son 35, lo que supone un aumento bastante considerable con respecto los 20 del pasado año. El aumento de familias de acogiada no se ha dado sólo a nivel local; a nivel regional el número ha aumentado hasta llegar a los 250 niños acogidos.

 

El alcalde Óscar Puente ha querido hacer hincapié en el compromiso que tiene el Ayuntamiento con este pueblo, y en este aspecto, Puente ha querido recordar que a finales de 2015 el Consistorio aportó una ayuda de emergencia de 5.000 euros para paliar los efectos de las inundaciones que sufrió el país africano. 

 

El propio alcalde ha contado su vivencia, habiendo sido él partícipe de una de estas experiencias de acogida, y ha asegurado que los lazos que se crean duran de por vida y, dirigiéndose a los niños, los ha instado a aprender castellano pero sobre todo a disfrutar.

 

Por otro lado, la edil de Servicios Sociales, Victoria Soto, ha reflexionado que estos pequeños que pasan el verano en Valladolid son "ejemplo de que a veces la vida no plantea situaciones fáciles y hay que hacer esfuerzos". "Venís a enseñarnos muchas cosas y esperemos que nosotros tengamos capacidad de aprenderlas", ha concluido la concejal.