Brasil, un anfitrión que vuelve a toparse con la maldición

La selección brasileña de fútbol confirmó la maldición del anfitrión tras caer goleada ante Alemania (1-7) en la primera semifinal del torneo, celebrada en Belo Horizonte, al quedarse eliminada de manera estrepitosa y no poder levantar el título, algo que tampoco consiguió en 1950, cuando acogió el Mundial por primera vez en su historia.
MADRID, 9 (EUROPA PRESS)



Uruguay (1930), Italia (1934), Inglaterra (1966), Alemania (1974), Argentina (1978) y Francia (1998), un total de seis países, lograron alzar el título siendo anfitriones del campeonato. Brasil, que tenía todo a su favor para hacerlo, se quedó a dos escalones tras la humillación que recibió de los germanos.

Hasta el momento son seis los combinados nacionales que sí han completado este hito. El primero en hacerlo fue Uruguay en la primera edición de una Copa del Mundo, alzándose con el título en 1930 frente a Argentina. Italia repitió el suceso cuatro años después tras vencer a Checoslovaquia.

Después de cinco torneos sin que se repitiese este hecho, aunque Brasil, en 1950, y Suecia, en 1958, se quedaron a las puertas, Inglaterra volvió a ganar 'su' Mundial en 1966, derrotando por 4-2 a Alemania Federal en la final.

Ya en 1974, fue precisamente Alemania la cuarta selección en ganar la Copa del Mundo en su propio país contra Holanda. En la siguiente edición, disputada en Argentina, el combinado albiceleste hizo gala de su condición de anfitrión y volvió a derrotar a los Países Bajos.

El último antecedente tuvo lugar en 1998, cuando Francia se proclamó campeona del mundo por primera vez tras imponerse por 3-0 a Brasil en la final del Mundial disputada en el Stade de France, en Saint-Denis, gracias a los goles de Zidane (2) y Petit.