¡Brasil, aquí estamos!

España se clasifica para la final de la Copa Confederaciones después de derrotar a Italia en una espectacular tanda de penaltis. Jesús Navas materializó el lanzamiento definitivo y el domingo espera Brasil y en Maracaná. 

La selección española ha ganado en los penaltis (7-6) a Italia con el decisivo gol de Jesús Navas en las semifinales de la Copa Confederaciones, tras 120 minutos en los que ninguno de los dos equipos logró batir la portería rival, por lo que será España la que jugará la final soñada ante Brasil en Maracaná.

 

Del Bosque eligió a Silva en vez de Cesc, optando por el manejo del balón ante el poblado centro del campo italiano. Además, en punta cambió respecto al partido ante Nigeria, situando a Fernando Torres en lugar de Soldado, con molestias desde el domingo. Pero ninguna de las dos fue la tecla adecuada para evitar la 'vendetta' pretendida por Italia, teniendo que ser sustituidos, dando protagonismo especial a un Jesús Navas que fue el que materializó el pase a la final.

 

Bajo un calor asfixiante, aumentado por la humedad de la época en Brasil, saltó España al estadio Castelao. Se notó, aunque intentó presionar desde el principio la salida del balón italiana, lo que provocó una primera ocasión con un disparo de Pedro que se fue demasiado cruzado. Contestó Italia con un disparo de Giaccherini y un remate de cabeza de Maggio en un córner.

 

Sin embargo, la presión arriba de los de Del Bosque dejaba mucho espacio en la espalda de la defensa, lo que aprovecharon los italianos en varias ocasiones para llevar peligro al área de Casillas, que salvó la más clara en la cabeza de Maggio. Gilardino y De Rossi tampoco aprovecharon dos centros laterales. Sufría España para disfrute del público brasileño, que una vez más animaban al rival de la campeona del mundo.

 

Hubo aún tiempo para un milagro de Casillas, de nuevo ante Maggio, y una oportunidad clara de Torres desaprovechada. Pero el marcador reflejaba el empate a cero al descanso, lo que fue una de las mejores noticias para España, que se encontró incómoda durante toda la primera mitad, dando la sensación de estar perdiendo la batalla en el centro del campo, donde los encargados de desatascar la defensa de tres italiana no aparecían. Silva, Iniesta y Xavi se veían superados, impotentes.

 

NAVAS SALIÓ PARA CONVERTIRSE EN HÉROE

 

Detectó Del Bosque el error, y a los cinco minutos de la segunda mitad sacó a Navas para que ocupase la banda derecha, desierta hasta entonces. Silva fue el damnificado, muy perdido mientras estuvo. Ya jugaba España con la opción de atacar por ambas bandas, con las subidas de Jordi Alba por la izquierda. Pero lo que empezaban a fallar eran las fuerzas de ambos equipos por el calor y la humedad que aún había en Fortaleza.

 

Así las cosas, las oportunidades llegaban con cuenta gotas, pero los transalpinos ponían a prueba el juego aéreo español en cada córner, sostenido por Piqué y Ramos, sobresalientes todo el partido. Pedro también tuvo la suya en un balón largo que corrió sin demasiada confianza, lanzándola fuera ante la salida de Buffon. Ambos se despreocupaban por la posesión, y en una de esas pudo marcar Piqué finalizando una contra que había comenzado él mismo, pero se le fue arriba.

 

No hubo tiempo para más, dando paso a la prórroga. Y ese fue el momento en el que se pusieron las pilas de nuevo en busca del gol. Giaccherini tuvo la ocasión más clara con un disparo al palo que cortó el aliento de la afición española, y ésta dio paso al carrusel de oportunidades para España, con Piqué, Ramos, Jordi Alba, y hasta Javi Martínez, que ocupó el puesto de Fernando Torres, acosando la portería de Buffon. Los defensas al ataque en busca de la épica.

 

No cesaban los ataques españoles, que en el tiempo extra quisieron evitar la suerte de los penaltis. Mata finalizó desde la frontal una jugada trenzada por banda izquierda, pero no encontró portería. Xavi empató con Italia a palos, con un disparo lejano que desvió con problemas Buffon.

 

Volcados en el área de Italia, sin suerte, llegaron al minuto 120 que dio paso a los penaltis. Xavi, Iniesta, Piqué, Ramos y Mata fueron los elegidos para lanzarlos, por ese orden. No falló ninguno, tampoco de Italia, y en la muerte súbita acertaron Busquets y Jesús Navas, aprovechando el fallo de Bonucci, que vio premiado su buen partido dando el pase a la final de la Copa Confederaciones por primera vez a España, resarciéndose de la semifinal de 2009 perdida contra Estados Unidos.

 

FICHA TÉCNICA

 

ESPAÑA: Casillas; Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Xavi, Iniesta, Silva (Jesús Navas, min.53); Pedro (Mata, min.79) y Fernando Torres (Javi Martínez, min.94).

 

ITALIA: Buffon; Maggio, Barzagli (Montolivo, min.46), Bonucci, Chiellini, Giaccherini; De Rossi, Pirlo, Candreva, Marchisio (Aquilani, min.80) y Gilardino (Giovinco, min.91).

 

TANDA DE PENALTIS 

   0-1, Candreva.

   1-1, Xavi.

   1-2, Aquilani.

   2-2, Iniesta.

   2-3, De Rossi.

   3-3, Piqué.

   3-4, Giovinco.

   4-4, Ramos.

   4-5, Pirlo.

   5-5, Mata.

   5-6, Montolivo.

   6-6, Busquets.

   7-6, Jesús Navas.

 

ÁRBITRO: Howard Webb (ING). Amonestó a Piqué (min.105+1) por parte de España. Y a De Rossi (min.65) por parte de Italia.

 

ESTADIO: Castelao, Fortaleza.

Noticias relacionadas