Botín mantiene el objetivo de que Santander gane 3.000 millones en 2016 y destaca el buen arranque de 2014

"Estamos preparados para aprovechar todas las oportunidades de crecimiento a nuestro alcance, siempre que sean rentables", dice


SANTANDER/MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha mantenido este viernes la previsión de beneficio de 3.000 millones de euros para 2016 y ha destacado que el grupo ha iniciado 2014 con una "excelente" posición, apoyado en su balance, en la liquidez y en la diversificación internacional.

"Estamos preparados para aprovechar todas las oportunidades de crecimiento a nuestro alcance, siempre que sean rentables dentro de los criterios del grupo", ha manifestado Botín durante su intervención ante la junta de accionistas que se celebra en Santander.

Además, ha manifestado que se siente "muy optimismta" sobre el futuro del grupo. "Estamos perfectamente preparados para abordar una nueva fase de crecimiento sostenido de nuestros beneficios, centrándonos en reforzar nuestra posición comercial en diez mercados", ha añadido.

El directivo ha insistido en que a día de hoy nadie duda de la recuperación de la economía española, lo que ha permitido a la entidad conceder el doble de hipotecas que el año pasado y augurar un crecimiento de la financiación para la compra de vehículos, así como un aumento de los créditos a pymes.

"2014 será un año mejor. En Santander esperamos el aumento de los créditos y de ingresos financieros, la caída de los costes consecuencia de la integración y la normalización de las provisiones a los niveles que teníamos antes de la crisis", ha añadido.

SIN PÉRDIDAS DURANTE LA CRISIS

El presidente del 'banco rojo' ha recordado que la entidad obtuvo un beneficio de 4.370 millones de euros a cierre de 2013, un 90% más que lo registrado el año precedente, algo que, a su juicio, muestra "la gran fortaleza del banco ante los escenarios más difíciles".

Según ha dicho, "Santander ha sido uno de los pocos bancos internacionales que no ha tenido pérdidas ni un solo trimestre desde el inicio de la crisis", un hecho que le ha permitido mantener la retribución al accionista, que en la actualidad se sitúa en 0,6 euros por acción.

Botín ha insistido en que el Santander cumple "más que sobradamente" con todos los requisitos regulatorios de liquidez sin depender del recurso del Banco Central Europeo (BCE) para su financiación".

Por ello, entiende que saldrá reforzado de los test de estrés que la institución que preside Mario Draghi realizará a las entidades europeas a finales de año. "La diversificación que tienen el Santander a nivel mundial será muy bien valorada en este ejercicio de estrés", ha opinado.

Para el primer ejecutivo, 2013 ha sido el año de transición hacia la normalización de los beneficios del grupo, que se producirán en 2014, 2015 y 2016.

QUE LAS PRINCIPALES FILIALES COTICEN

Botín ha expuesto ante los accionistas las bondades del modelo de hacer banca que tiene el Santander, en el que prima la diversificación y el modelo de filiales. En este punto, ha destacado que su política es que todas las principales filiales del grupo estén cotizadas, un proceso que se completará "en cuanto las condiciones de mercado lo aconsejen".

"El modelo Santander se ha visto validado durante la crisis y además la posición estratégica del Banco es mucho mejor ahora que al inicio de la crisis financiera internacional, tanto en términos de diversificación geográfica como de fortaleza de balance", ha resaltado.

Finalmente, el presidente del Banco Santander se ha referido a la creación de la Unión Bancaria Europea y ha considerado que tendrá "efectos positivos" para las entidades españolas que se verían beneficiadas por unas condiciones homogéneas y por el acceso a los mercados de capitales.

Por este motivo, se ha mostrado seguro de que la supervisión directa del BCE impulsará de forma clara la aplicación de las reglas de juego iguales para todos, lo que, a su entender, "hará más evidente la fortaleza del modelo de negocio del banco".