Boris Izaguirre, en la Feria del Libro: “A día de hoy no dejamos a las mujeres ser heroínas”

Boris Izaguirre, después de atender a los medios en la Feria del Libro de Valladolid. JUAN POSTIGO

El escritor venezolano ha acudido este sábado a Valladolid para presentar su nuevo libro, ‘Un jardín al norte’.

“Llevaba tres o cuatro años sin venir, pero he tenido el detalle de volver con los mismos zapatos que me compré para la ocasión”. Las primeras palabras de un glamuroso Boris Izaguirre en la presentación de su nuevo libro, ‘Un jardín al norte’, en el entorno de la Feria del Libro de Valladolid no dejan lugar a dudas; el escritor y figura mediática no iba a pasar desapercibido en la ciudad.

 

Y es que su reciente publicación, que vio la luz el pasado mes de noviembre, llega pisando fuerte. En ella se cuenta la historia de Rosalinda Fox, el mismo personaje en el que se inspiró María Dueñas para escribir ‘El tiempo entre costuras’, del que recientemente Antena3 ha lanzado una serie televisiva. La protagonista se ve envuelta en un romance complicado debido a su profesión de espía en plena guerra civil española.

 

“Se trata de una novela que es un cóctel de emociones, una mujer perseguida por un escándalo”, explicó Izaguirre, quien aseguró, por cierto, tener un recuerdo especial de Valladolid ya que su compatriota Simón Bolívar realizó sus estudios militares en la Academia de Caballería.

 

 

“Me gusta porque consigo mostrar una mujer que no se detiene ante nada, el amor en su caso no se detiene ante nada”. Y es que Rosalinda se ve prendada de Juan Luis Beigbeder, quien la enamorara gracias a su inteligencia y sus buenos modales pese a lo crudo de la Guerra. En todo caso, para este “héroe femenino”, como lo definió el escritor, “todo acaba con final feliz”. “Me gusta todo con final feliz”, bromeó.

 

“La literatura es el único lugar donde la mujer puede ser héroe, porque a día de hoy no las dejamos serlo. A día de hoy hacemos lo posible por derribar a las heroínas. Es jodido ser mujer”. Izaguirre siempre ha presumido de sincronizarse con el género femenino en sus novelas, algo que parece haber vuelto a conseguir.

 

¿Pero este libro entra en el género de novela o de historia? “Yo diría que novela. A fin de cuentas ya hay autobiografía de Rosalin y a mí se me da mejor describir, me considero un observador”, concluyó el escritor.