Bono habla sobre Rato: "Es como si a un obispo se le descubriera un burdel"

El exministro y expresidente del Congreso ha presentado este jueves su nuevo libro en Valladolid, 'Diario de un ministro'.

El exministro socialista de Defensa y expresidente del Congreso, José Bono, ha expresado esta tarde su "sorpresa" tras la imputación de Rodrigo Rato en supuestos escándalos económicos, como el blanqueo de capitales que han llevado hoy a la policía a registrar su piso de Madrid.

 

"Es como si de un obispo se descubriera que es propietario de un burdel", ha espetado gráficamente el expolítico socialista durante la presentación esta tarde en Valladolid, en el Club de Opinión Santiago Alba, de su último libro titulado 'Diario de un ministro'.

 

Bono, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha apuntado que los supuestos delitos de Rato, primero por la salida a bolsa de Bankia y las tarjetas 'opacas' y ahora por blanqueo de capitales, a raíz de que trascendiera que se acogió a una amnistía fiscal del gobierno del PP en 2012, le sorprenden, "como está sorprendiendo a España entera".

 

Y es que, tal y como ha advertido, su presunta actuación delictiva no es propia de quien fuera vicepresidente económico de los gobiernos de José María Aznar, presidente del Fondo Monetario Internacional y, "como se ha publicado recientemente, de alguien que por las tardes acudía a un comedor de personas necesitadas de San Vicente de Paul para atender a personas menesterosas".

 

Así, las últimas informaciones sobre Rato le inducen a pensar que la actitud de éste fue de "un cinismo extraordinario. Es como si de un obispo se descubriera que es propietario de un burdel", ha sentenciado.

 

Por ello, el expolítico se ha dirigido al partido de Mariano Rajoy a fin de que no se conforme con decir que lo tiene todo resuelto porque se dio de baja en su organización. "Ya estuvo suficiente tiempo como para una reflexión sentida y sincera", ha concluido.

 

PARLAMENTO ANDALUZ

 

Bono también ha considerado lógica la designación de Pablo Durán, del PSA, como nuevo presidente del Parlamento andaluz, pues, en su opinión, "lo verdaderamente extravagante hubiera sido elegir a un presidente o presidenta de un partido minoritario".

 

Según el exministro, la constitución de la mesa del Parlamento andaluz ha puesto de manifiesto lo que exige su reglamento, es decir, "que todas las fuerzas estén representadas y que presida quien los ciudadanos han considerado que debería ser la fuerza mayoritaria".

 

En caso contrario, Bono ha insistido en que "lo verdaderamente extravagante hubiera sido elegir a un presidente o presidenta de un partido minoritario", al tiempo que ha añadido que toda aquella solución que no pase por la renovación de Susana Díaz en el cargo de presidenta de la Comunidad andaluza no se correspondería con un análisis "sensato y cuerdo" de los últimos resultados electorales.

 

Y es que el autor de 'Diario de un ministro' ha recordado que los pasados comicios ha supuesto el "absoluto descalabro" del Partido Popular, una formación que ganó las anteriores y que ahora ha perdido diecisiete escaños, mientras que el PSA, del que algunos realizaban augurios negativos, no sólo ha vencido sino que ha mantenido igual número de representantes.