"Boicot" en el Mercado de Ganado de Salamanca

Los tratantes y compradores ralentizaron las ventas para provocar un descenso del precio (Foto: Chema Díez)

Los ganaderos denuncian que los tratantes han querido reventar el mercado y no comprar animales hasta que no se celebrase la mesa de vacuno de vida, en la que se ha bajado el precio de los animales, para adquirirlos entonces más baratos.

El recinto ferial de Salamanca ha vivido una situación tan inusual como esperada, y ésta no es otra que un "boicot" al mercado de ganado. ¿El motivo? El elevado precio de los animales que hace que los tratantes y cebaderos no puedan hacer frente a unas operaciones con este coste.

 

Al menos eso es lo que han dejado ver en la mesa de vacuno de vida los ganaderos, que también ha acusado con claridad a los compradores o tratantes de "reventar el mercado, algo que ya esperábamos pero que no refleja ni mucho menos la situación del sector", apuntó el sector productor.

 

Así, y con una asistencia récord con 2.130 cabezas, hasta las 10.45 horas (momento en el que se celebra la mesa de vacuno de vida), las operaciones habían sido mínimas en el recinto, con todo parado pese a la buena calidad de los animales.

 

Ricardo Escribano (i) y Eloya García se enzarzaron en la mesa de vida (Foto: Chema Díez)

 

Pero una vez concluida esta mesa, y más sabiendo el resultado de la misma (bajada de 0,03 euros para machos y hembras), el movimiento del mercado fue mayor con el fin de comprar los animales a un precio más bajo, algo que, por ejemplo, no ocurre en el campo. "Este movimiento no lo entendemos, los tratantes han querdio reventar el mercado porque en el campo ha sido una semana igual a las anteriores con mucha demanda de animales", apuntó Ricardo Escribano, ganadero, quien también lanzó un dardo envenenado.

 

"Si miramos los estatutos de a Lonja, dice bien claro que el precio que se pone es al productor y a este mercado no vienen a vender los ganaderos, solo vienen negociantes y tratantes y por eso no debíamos tenerlo en cuenta; y mucho menos con la poca transparencia que hay en las operaciones", aseveró Escribano.

 

(Foto: Chema Díez)

 

El presidente de la mesa, Eloy García, no tardó en responder a su enemigo número uno: "Todos los lunes hay mercado de ganado y todos sabemos que los precios están muy altos. Igual no debería porner este ejemplo pero lo pongo. En el ibérico, después de muchos meses subiendo, llevamos varias semanas repitiendo para sujetar el precio. El cebadero no puede comprar a estos precios", argumentó, laventado ampollas y polémica entre los presentes.

 

No en vano, lo que sí quedo clara fue la estrategia de los compradores que realizaron una maniobra de bajada de los precios que pudo ser aún mayor porque su petición a la hora de cotizar alcanzó los 0,06 euros de bajada, por una repetición de los ganaderos que no veían motivo alguno para modificar el precio. De hecho, tanton Celestino Martín como Ricardo Escribano, vocales de la mesa, insistieron. "En esta mesa debe tenersa en cuenta la semana en el campo que es donde se realizan las operaciones y no en una mañana en el mercado porque no es representativa", agregaron ambos.

 

El recinto contó con 2.130 cabezas de ganado (Foto: Chema Díez)

 

LA CARNE, TAMBIÉN A LA BAJA

 

Por ello, y ante esta situación, el sector del vacuno de carne también se ve arrastrado a la baja por la poca operativa existente en el mercado y el exceso de oferta que dista del escaso consumo actual, situación que ya se arrastra desde hace varias semanas.


Así, tanto productores como compradores estuvieron de acuerdo en la necesidad de bajar los precios de la carne 0,03 euros para machos y para hembras a la espera del comportamiento del mercado en las próximas semanas.