Bodas industriales o por qué los vallisoletanos querrán casarse en una nave

Renovarse o morir. Una expresión que le viene como anillo al dedo al siglo XXI y que implica cambiar la forma en que comemos, viajamos... y nos casamos.


 

Miles de páginas de inspiración como Pinterest están llenas de apartados llamados ‘bodas industriales’. Habrá a quien le sorprenda este concepto y habrá a quien le atraiga, pero lo que no se puede negar es que el futuro de las bodas viene de la mano de esta nueva tendencia.

 

Igual que hace unos años empezamos a ver cómo proliferaban las bodas campestres, en viñedos o fincas, ahora es el turno de decorar las naves industriales e impresionar a tus invitados con algo que aún es novedoso en España.

 

En España, que no en Europa o en Internet, y eso ha sido precisamente lo que ha motivado al grupo Tierra de Sueños a traer a Valladolid este fenómeno nupcial; “este tipo de cosas suele llegar algo más tarde a nuestro país, y cuando lo hace, suele ser a ciudades como Barcelona o Madrid. Y no porque Valladolid no esté preparado, sino porque falta alguien con la iniciativa para traerlas. Esta vez hemos cogido nosotros las riendas, y aunque ha costado trabajo ya hemos superado con éxito la primera prueba, ¡mi propia boda!”, comenta Alberto González, responsable del departamento creativo.

 

Siempre quedarán los clásicos que prefieran un banquete a la antigua usanza, pero quienes quieran innovar en Valladolid ahora no tienen excusa.

 

Noticias relacionadas