BM Aula Cultural y Atlético Valladolid vuelven a llenar Huerta del Rey de Balonmano

El entrenador del Atlético Valladolid, Nacho González, se dirige a los aficionados presentes antes del comienzo del primer entreno de la temporada. A.MINGUEZA
Ver album

Los dos equipos iniciaron este lunes los entrenamientos de la temporada 2015/2016, primero el conjunto femenino y después el masculino, en una sesión a puerta abierta para el público.

Como dictan las normas de educación, primero las chicas, después los chicos. Este lunes el Pabellón Huerta del Rey fue testigo de cómo los dos equipos de élite de balonmano de Valladolid, Atlético y Aula Culturalvolvieron a los entrenamientos para dar el pistoletazo de salida de manera oficial a la temporada 2015/2016.

 

La fecha estaba marcada en rojo en el calendario para cualquier seguidor del deporte de la pelota en la mano en la ciudad. Tras la buena temporada pasada de las chicas de Miguel Ángel Peñas, con una excelente permanencia cosechada sin sufrimiento y tras quedarse a las puertas de Europa, era el momento de volver a ponerse el mono de trabajo. Y así lo hicieron las guerreras.

 

Ni cortas ni perezosas, todas saltaron al parqué de Huerta del Rey tres meses después para ponerse en forma de nuevo. Y es que este año se plantea más que interesante para el BM Aula Cultural, aunque solo sea por toda la ilusión de la afición y por las ganas de volver a ver grandes partidos, una vez más en todo un templo vallisoletano del balonmano como es Huerta.

 

En lo meramente deportivo, faltaron dos jugadoras que se incorporarán el miércoles, Ángela Nieto y María O'Mullony para completar el plantel y ponerse al mismo tono físico que el resto de sus compañeras. Desde luego, Miguel Ángel Peñas no tuvo piedad de sus jugadoras para hacer ver que las vacaciones se han terminado en una sesión plagada de ejercicios para recuperar la forma.

 

BALONMANO ATLÉTICO VALLADOLID

 

El caso del Balonmano Atlético no fue muy diferente. Reencuentros, saludos y fotografías con loa aficionados, toca demostrar que sigue habiendo mimbres para tratar de buscar el ascenso a la Asobal, por difícil que parezca. Por supuesto también se alzó el telón para comenzar a sudar.

 

A pesar de la puesta de sol el entreno también se caracterizó por el calor en el Pabellón ante la atenta mirada de varias decenas de aficionados que no quisieron perderse la primera aparición del club para la temporada que arranca en septiembre. Los de Nacho González también realizaron diferentes ejercicios físicos para, poco a poco, comenzar a acostumbrar al cuerpo al tono habitual de temporada.