Beyoncé y Miley Cyrus, protagonistas de los MTV Video Music Awards

Por otro lado, Katy Perry logró el ansiado premio a Mejor Vídeo de Artista Femenino con su videoclip, Dark Horse. En contraposición, el premio para el Mejor Vídeo de Artista Masculino fue a parar a la colaboración entre Ed Sheeran con Pharrell Williams para el tema, Sing.

Ya llegó el gran momento en el que la cadena musical MTV premiaba a los mejores videoclips de este año. Una gala en la que no faltó el protagonismo de Miley Cyrus y Beyoncé además de las anécdotas previas a la gala como el escalofriante tiroteo en la pre-party de Chris Brown o que una anaconda mordía a una de las bailarinas  de Nicki Minaj durante un ensayo.

 

Como decimos, Miley ha vuelto a ser la protagonista, aunque esta vez en menor medida pues la cantante no ha hecho ninguna de sus polémicas actuaciones pero si que ha ganado el premio a Mejor Video del Año con su ya archiconocido Wrecking Ball. El vídeo dirigido por el no exento de polémicas tampoco, fotógrafo Terry Rirchardson, se ha llevado uno de los máximos galardones de la ceremonia.

 

La cantante, en vez de hacer uso de su tiempo para tener una nueva polémica, quiso cederle este tiempo a un joven salido de la indigencia para que expresase su situación y que se tome conciencia sobre ello. "En la ciudad de Los Ángeles, capital del entretenimiento, tiene un alto índice de jóvenes sin hogar de los Estados Unidos. La industria musical hará más de 6.0000 millones de dólares y a las puertas de este lugar, hay unos 54.000 seres humanos que no tienen hogar", explicaba el joven que había cedido su tiempo Miley, llamado Jessie.

 

Beyoncé tampoco quiso pasar desapercibida y no dudó en presentarnos un intermedio que ha durado nada más y nada menos que 15 minutos presentando algunos de sus temas debido al galardón especial que recibía de manos de su marido, el rapero Jay-Z y de su hija Blue Ivy. Este premio galardona a aquella artista que ha tenido un gran impacto en la industria musical, el llamado MTV Video Vanguard Award. La pareja puede estar contenta pues también se llevaron el premio a Mejor Colaboración por su tema Drunk in Love.

 

Beyoncé también obtuvo su premio a Mejor Vídeo con Mensaje por el tema Pretty Hurts, video el cual también se llevó el premio a Mejor Cinematografía.

 

Por otro lado, Katy Perry tampoco se fue con las manos vacías y logró el ansiado premio a Mejor Vídeo de Artista Femenino con su videoclip, Dark Horse. En contraposición, el premio para el Mejor Vídeo de Artista Masculino fue a parar a la colaboración entre Ed Sheeran con Pharrell Williams para el tema, Sing.

 

En las categorías específicas, Rock, Pop y Hip-Hop los galardonados por orden fueron, Lorde por Royals, Ariana Grande con Iggy Azalea con el tema Problem y Drake con Majid Jordan y su tema Hold On (We're Going Home).