Bertín Osborne tendrá su ‘rincón’ en Valladolid

'El rincón de Bertín' abrirá sus puertas en Valladolid dentro de unas semanas. JUAN POSTIGO

El bar de tapas y pinchos será el primero de una franquicia que quiere desarrollar en toda España el cantante, quien vivió unos años en la ciudad. Abrirá en la calle Paraíso dentro de “quince o veinte días”.

Bien podría haberlo llamado ‘en tu bar o en el mío’, a raíz del actual programa televisivo que le ha catapultado definitivamente a la fama, pero parece haber optado por algo más clásico. Y es que eso es lo que busca en su local. La cuestión es que el afamado cantante, Bertín Osborne, ha decidido lanzarse al negocio de la hostelería más allá de su marca de embutidos, y ha optado por poner la primera piedra en Valladolid. El inicio de una franquicia que verá la luz “dentro de quince o veinte días”, toda vez que el protagonista ha dado ya el visto bueno al humilde local que ha adquirido en la calle Paraíso número 2.

 

Por ahora la cosa está más bien pendiente de perfilar, de remates y de preparar hasta el último detalle, pero es evidente que no será un bar de pinchos y tapas más de Valladolid. El propio Bertín lo desvelaba este martes por la noche en el programa nocturno de Antena 3, El Hormiguero, que era buen momento para lanzarse al negocio hostelero, algo que realmente le apetecía, si bien ‘El Rincón de Bertín’ lleva ya en redes sociales unas cuantas semanas.

 

“Al final él tiene afinidad por esta ciudad”, explica Fermín Cabreros, gerente del negocio, para explicar el por qué el carismático personaje podría haber optado por Valladolid para iniciar una franquicia que quiere extender a toda España si resulta ser rentable. Y es que Bertín vivió unos años en su época de estudiante en la ciudad, a la que hace referencia siempre que tiene oportunidad.

 

'El rincón de Bertín', en la calle Paraíso 2, con un cartel provisional. J.P.

 

“La idea es que sea un bar tradicional, de tapas y pinchos, donde se servirá una variedad de hasta diez tapas que se regalarán con la bebida”, hace ver Cabreros, dejando patente que en ningún caso se pretende un establecimiento de mesa y menú. “Se servirán patatas con salsa, torreznos, embutidos...”. Eso sí, como suele ocurrir en estos negocios, serán los propios clientes y sus consumiciones quienes indiquen los cambios de carta que pueden llevarse a cabo tras los primeros tanteos.

 

“La idea es que sea un local cercano, en el que se pueda ver hasta parte de la cocina", sigue el gerente. Efectivamente, el cambio de diseño de lo que anteriormente fue ‘La Cabaña’ es evidente, de modo que se han cambiado los tonos rojos y verde por un estilo más suave a base de blanco y negro, siempre con el logotipo de Bertín.

 

Y la pregunta se antoja clave. ¿Se dejará ver el protagonista por su local, o simplemente delegará en todo momento en sus tres empleados? “Probablemente venga cuando se inaugure”, concluye Cabreros, si bien este ya ha estado hace pocos días para comprobar que todo marcha como debe. Y es que no todo van a ser entrevistas o televisión en la vida del cantante.