Bermejo asegura que la muerte del hombre en su piso de Valladolid "no fue violenta ni accidental"

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo. TRIBUNA

El hombre de 64 años, fallecido por causas aún desconocidas, residía en el barrio de Pilarica y tras cuatro años nadie había notado su ausencia.

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, ha asegurado este martes que la muerte del hombre encontrado en su piso del barrio vallisoletano de Pilarica cuatro años después de su fallecimiento no fue violenta ni accidental.

 

En declaraciones recogidas por Europa Press, Martínez Bermejo ha confirmado que el difunto es un varón de 64 años cuya identidad responde a las iniciales A.O.H.

 

Al parecer, las relaciones entre el fallecido y sus parientes era "compleja", por lo que "nadie lo echó en falta" en este tiempo, hasta que una familia lo encontró después de forzar la cerradura para ocupar su vivienda de la calle Templarios de la capital, al pensar que estaba deshabitada, tal como publicó el periódico El Norte de Castilla.

 

El subdelegado también ha explicado que el cadáver del hombre será sometido a pruebas forenses, aunque ha advertido de la dificultad para obtener resultados debido al grado de descomposición después de cuatro años.

 

La fecha de la defunción se ha estimado por factores como la presencia de calendarios de hace cuatro años, según Martínez Bermejo, quien ha confirmado que en el momento del descubrimiento se encontraron algunos aparatos eléctricos conectados, tal como se señalaba el periódico, el cual ha apuntado también que al tener domiciliados sus recibos en una cuenta bancaria donde se ingresaba puntualmente su pensión, en ningún momento se cortó el suministro por impagos.

 

Una vez identificado, se ha contactado con un hermano del fallecido, que ya se ha hecho cargo del cuerpo.