Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Beatriz Sánchez regresa victoriosa al festival de Medina al que liga su carrera profesional

La realizadora recoge en el festival medinense el Roel de Directora del Siglo XXI, que reconoce su prometedora carrera como cineasta que avala su debut en el largometraje con ‘Todos están muertos’.

La Semana de Cine de Medina del Campo fue testigo de sus inicios como cineasta, donde su cinta ‘La clase’ lograba el premio del jurado al Mejor Documental en 2008 y un año después se alzaba con el premio del Concurso Nacional de Cortometrajes por ‘Mi otra mitad’. Beatriz Sanchís ha regresado al festival para recoger el Roel como Directora del Siglo XXI, con el que la cita medinense reconoce una prometedora carrera avalada por ‘Todos están muertos’, el primer largometraje de la realizadora valenciana, que se llevó el premio especial del jurado en la última edición del Festival de Málaga y le valió la nominación al Goya en la categoría de Mejor Director Novel.

 

"Para mí es un honor recibir este premio, porque mi trayectoria profesional está absolutamente ligada a este festival", ha señalado, "y es muy bonito poder crecer con alguien que te va acompañando y apoyando y que se generen lazos tan fuertes".  "Veía a los que iban pasando por el festival a recoger este galardón y pensaba que ojalá algún día me tocara a mí, ¡y aquí estoy"», ha añadido.

 

Sobre ‘Todos están muertos’, su ópera prima, una película arriesgada que 2habla de los muertos en vida y de los muertos que vuelven a la vida", cuenta que se siente muy orgullosa del resultado. "Honestamente, me gusta la película que he hecho, y eso es muy difícil, así que estoy muy contenta", ha comentado. "Para mí, el arte es sanador en cierta manera", ha apuntado, "por lo que me siento muy identificada con la frase de José Luis Sampedro de ‘hay que escribir desde las entrañas’".

 

No en vano, su película tiene muchos tintes autobiográficos, y también un tono fantástico que se está convirtiendo en una de sus señas de identidad. "Estoy intentando construir mi propio lenguaje y la fantasía es un elemento fundamental para mí, porque me permite contar historias reflejando mi manera de ver el mundo", ha afirmado. "No es una película al uso, es una cinta con dos capas, una más sencilla, más asequible para todo el público, y otra segunda capa con muchas más lecturas, más oscura", ha comentado sobre un filme con el que, asegura, "te vas dejando atrapar, seducir, hasta entrar en un mundo muy peculiar".

 

Elena Anaya encabeza el reparto de un largometraje ambientado en la Movida Madrileña en la que la música juega un papel imprescindible. Otro elemento destacado de la cinta es el componente mexicano, a partir de la festividad de la Noche de los Muertos, que ofrece un punto de vista más vital de la muerte que el que se tiene en nuestro país.

 

"Hay cosas a las que uno se siente conectado y no sabe por qué, es algo que a mí me pasaba con México sin haber estado nunca allí y me pasa con la Movida sin haberla vivido directamente, porque me atrae la sensibilidad de ese momento, existía una creatividad artística de la que ahora carecemos", ha asegurado. Pese a que la película se cataloga como drama, Sanchís considera que también tiene una parte "mucho más luminosa, incluso humorística".

 

Sobre la situación actual del séptimo arte en nuestro país, ha comentado que "ha habido un despertar al que ha ayudado la crisis, aunque suene raro decirlo, porque estábamos muy aburguesados creativamente hablando". "La necesidad de hacer cosas sin dinero ha hecho que hayan surgido proyectos que antes no salían a la luz para mostrar un mundo más poliédrico, veo más variedad que en los años 90", ha añadido.

 

Ha incidido, además, en el hecho de que "han desaparecido los proyectos medios, encontrándonos o con grandes superproducciones o con productos minoritarios que en el último año, por ejemplo, no han vivido ese éxito de otras cintas más comerciales". "Y tenemos que apostar por todo nuestro cine y Cultura", ha sentenciado.

Noticias relacionadas