Batería de medidas de la Diputación de Valladolid para frenar la despoblación en la provincia

El voto de calidad del presidente tumba una proposición de Toma la Palabra para crear un banco público de tierras.

El Pleno de la Diputación Provincial de Valladolid ha aprobado por unanimidad diversas medidas dirigidas a frenar la pérdida de población en los municipios del medio rural, con propuestas como incentivos para los funcionarios que vivan en pueblos de menos de 2.000 habitantes, instar a la Junta a agilizar los trámites para las instalaciones industriales y actividades económicas en esos municipios, el estudio para la posible creación de viviendas tuteladas para mayores o el fomento de cooperativas.

 

Este ha sido uno de los acuerdos tomados por el Pleno de la Institución provincial correspondiente al mes de junio, en el que también han salido adelante propuestas para apoyar a las personas con enfermedad celiaca, medidas para fomentar las iniciativas de autónomos con discapacidad y diversas reclamaciones a Estado, Junta y Diputación relativas a las familias monoparentales, en este caso aprobada con la abstención del Grupo Popular.

 

Tan sólo se ha rechazado una de las mociones que se debatían este viernes y en la que el grupo de Valladolid Toma la Palabra planteaba la creación de un banco público de tierras que favoreciera la puesta en contacto entre demandantes y oferentes y al mismo tiempo pueda promover el asentamiento de población en el medio rural. Pero, tras un empate a 13 votos entre los favorables de PSOE, VTLP y Sí Se Puede y los contrarios del PP -con abstención de Ciudadanos- ha sido el voto de calidad del presidente, Jesús Julio Carnero, el que ha servido para echar abajo la proposición en una segunda votación.

 

Esta propuesta, como ha apuntado el portavoz de VTLP, Salvador Arpa, se encaminaba a profundizar en las medidas para frenar la despoblación de los municipios rurales que se habían acordado previamente a raíz de una moción presentada por el Grupo Socialista.

 

En ella, se ha llegado al consenso entre las cinco formaciones, en la práctica totalidad de los puntos que planteaba el PSOE, entre los que figura instar a las administraciones a poner en marcha incentivos para los funcionarios que vivan en pueblos de menos de 2.000 habitantes, o instar a la Junta a agilizar los trámites para las instalaciones industriales y actividades económicas en esos municipios.

 

El foco de estas medidas, tras una enmienda planteada por VTLP, se centra exclusivamente en los municipios de menos de 2.000 habitantes, pues aunque inicialmente el PSOE planteaba que se dedicaran "especialmente" a ellos.

 

Asimismo, se ha aprobado instar a la Junta a que cree programas que favorezcan el traspaso de explotaciones agrícolas entre personas en edad de jubilación y jóvenes del medio rural para favorecer el relevo generacional en explotaciones agrarias y a que recupere los programas de construcción de viviendas sociales donde no haya un parque de viviendas nuevas vacías.

 

También se ha acordado que la Diputación haga un estudio para la creación de viviendas tuteladas, a lo que mediante una enmienda de Ciudadanos se ha sumado también la idea de cooperativas de mayores para promover sus propios bloques de viviendas con servicios adaptados.

 

El único punto de la proposición del PSOE que no ha salido adelante ha sido el que pretendía instar a la Diputación a llevar a cabo un plan de deslocalización de servicios y organismos para que se instalen en municipios distintos a la capital, ya que se han opuesto los grupos Popular y de Ciudadanos.

 

También se ha acordado instar al Gobierno de España a promover diversas medidas para apoyar a las personas con enfermedad celiaca, como medidas fiscales, el apoyo a las asociaciones para impulsar acciones con ayuda al diagnóstico, ambas propuestas en el texto inicial del Grupo Popular.

 

Además, se han consensuado entre los grupos otras cuatro medidas, con enmiendas de VTLP y Ciudadanos, de modo que se reclama al Gobierno actualizar de forma continuada las listas de alimentos prohibidos y permitidos para afectados y publicar la web en el Ministerio de Sanidad y también promover el 27 de mayo como Día nacional del celiaco y realizar campañas específicas de información sobre la información, al tiempo que se establezcan relaciones entre la Diputación y las asociaciones de celiacos -dos de ellas han estado representadas en el Pleno-.

 

También se insta al Gobierno a fomentar la inclusión de menús específicos para afectados en establecimientos de restauración de la provincia y fomentar desde la Diputación que las oficinas de turismo informen sobre cuáles ofrecen servicios específicos para celiacos. Por último, se ha incluido una de las propuestas de VTLP para dar traslado de todos los acuerdos a la Junta y a Sacyl.

 

El PP ha rechazado la inclusión de dos propuestas como desarrollar acciones similares a las que se reclaman al Gobierno y realizar un estudio de hogares con dificultades económicas que tienen celiacos.

 

FAMILIAS MONOPARENTALES

 

En la sesión se ha aprobado igualmente una moción de Sí Se Puede para definir a las familias monoparentales, favorecer su conciliación familiar y equipararlas con las familias numerosas, pues el Grupo Popular no se opuso y prosperó con los apoyos de PSOE, VTLP, Sí Se Puede y Ciudadanos. Los motivos esgrimidos por el PP, que estaba dispuesto a aprobar uno de los puntos planteados es que los sistemas de ayudas a las familias tienen más en cuenta la renta de los ciudadanos, por lo que el número de miembros es independiente.

 

La otra propuesta aprobada ha sido planteada por Ciudadanos y, con el apoyo unánime de todos los grupos, ha acordado la celebración de una jornada sobre Discapacidad y Autoempleo con la colaboración de las entidades pertinentes de manera que tengan mayor visibilidad; y que la Diputación incluya en el Plan Impulso una línea específica de apoyo al emprendimiento de estos ciudadanos.