Baskonia y Barça, a romper y a perpetuar la maldición

El Laboral Kutxa Baskonia y el FC Barcelona se verán las caras este viernes en la segunda de las semifinales de la Supercopa Endesa --21.30 horas-- con la incógnita de cómo se comportarán los nuevos fichajes y con la maldición que planea sobre el anfitrión en el aire, en este caso sobre un Laboral Kutxa que confía en impedir el 17º acceso consecutivo a una final ACB por parte del equipo catalán.

 

Pese a que ambos equipos están en plena pretemporada, no renunciarán a un título que suele ser significativo de cara a próximas competiciones, por lo menos para ver quién podría tomar la iniciativa. "Estamos en construcción, pero no será excusa", señaló el técnico blaugrana en la previa.


Y es que Xavi Pascual quiere meter a su equipo en la que sería la decimoséptima final ACB consecutiva. En total son dieciséis finales consecutivas las que acumula el Barça, con casi el doble de triunfos (10) que de derrotas (7) para un equipo que aspira a seguir la racha en Vitoria.

Además, es una competición de la que guardan buenos recuerdos, pero ya lejanos. Los blaugranas ganaron la Supercopa en 2009, 2010 y 2011, pero perdieron esta buena racha en las dos últimas ediciones, cayendo además a manos del eterno rival, el Real Madrid.

Tanto en 2012 como 2013 el ganador fue el equipo blanco, verdugo blaugrana. Aún así, son cinco las finales seguidas de Supercopa para el FC Barcelona, todo un récord de la competición ya que superó las cuatro finales consecutivas que tenía en su poder el Baskonia --entre 2005 y 2008--.

En esta Supercopa Endesa 2014, si el FC Barcelona vence al Laboral Kutxa en semifinales, podría estirar su récord hasta las seis ediciones consecutivas en una final de Supercopa Endesa, y alargaría además la maldición del anfitrión, y es que nunca antes el equipo local ha logrado ganar la competición.

Sin duda, el Laboral Kutxa aspira a romper este maleficio y, por lo menos, seguir aspirando al título. Para ello, deberá ganar a un Barça que les visita con una cara bien conocida, la del pívot alemán Tibor Pleiss, que debutará como blaugrana precisamente ante su exequipo.

Pleiss es una de las seis caras nuevas de este renovado Barça, que mantiene buena parte de la columna vertebral que ganó el año pasado la Liga Endesa, pero con refuerzos de lujo. Además de Pleiss, han llegado Justin Doellman, Tomas Satoransky, Deshaun Thomas o Marcus Eriksson, tras ser cedido este último al Manresa la temporada pasada.

Estos fichajes, con ayuda puntual de chicos de la cantera como Ludde Hakanson o Emir Sulejmanovic, y los jugadores que continúan del pasado han firmado una gran pretemporada, con buenas victorias en pretemporada con la llegada del estadounidense Colton Iverson (2,13 metros) o el francés Kim Tillie (2,11 metros), bronce en la pasada Copa del Mundo junto a Thomas Heurtel, que empezará su cuarta campaña en el Buesa Arena.

Gomes, Shengelia, Perkins, Diop, Johnson y Bertans son las otras caras nuevas de un Laboral Kutxa que con el italiano Marco Crespi espera y confía en revertir la mala, por irregular, situación de los últimos años. En caso de ganar, y victoria del Real Madrid ante el Valencia Basket en la otra semifinal, se medirían con otro recién salido del barco baskonista, el ídolo Andrés Nocioni.