Bartomeu se lava las manos y señala a Rosell en el fichaje de Neymar

Josep María Bartomeu

El presidente del Fútbol Club Barcelona, Josep María Bartomeu, ha asegurado ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que no intervino en la "negociación" del fichaje de Neymar ni en la "configuración" de los contratos con los que se cerró la operación, ya que el "liderazgo" de todas las conversaciones lo asumió su antecesor, Sandro Rosell.

Bartomeu, que ha declarado durante más de tres horas como imputado en la causa en la que se investiga la compra del futbolista brasileño, ha atribuido a los asesores fiscales del club la decisión de imputar al ejercicio de 2014 un pago de cinco millones de euros a la sociedad del padre de Neymar que, según la Fiscalía, sería constitutivo de un delito fiscal por un fraude a la Hacienda Pública de 2,8 millones de euros.

"Yo les di la instrucción de que trabajasen con riesgo cero, que lo arreglaran y que pagaran", ha señalado el presidente culé antes de añadir, según las citadas fuentes, que el club pagó en febrero de 2014 un total de 13,5 millones de euros para regularizar su situación. "Y creo que hemos pagado de más", ha añadido.