Barrio España y San Pedro Regalado elaboran un estudio para buscar alternativas de ocio para jóvenes

La firma del convenio tuvo lugar este martes. DANI RODRÍGUEZ

El objetivo del convenio es conocer el diagnóstico social que permita orientar un proceso de intervención social destinado a ampliar las alternativas de ocupación del ocio y tiempo libre.

Un estudio-diagnóstico social de la juventud de los barrios España y San Pedro Regalado de la capital vallisoletana pretende ayudar al diseño de las alternativas de ocio de los jóvenes que viven en esta zona de la ciudad y mejorar la convivencia comunitaria.

 

Así lo ha explicado el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, tras la firma de un convenio entre los responsables de las instituciones colaboradoras, concretamente el propio edil; el rector de la Universidad de Valladolid, Daniel Miguel; el presidente del Colegio Oficial de Diplomados en trabajo Social y Asistentes, Víctor Samuel Martínez; y el gerente de la Fundación, José Luis Martínez Juan.

 

El objetivo del convenio, rubricado en la librería Entrelíneas del Barrio España, es conocer el diagnóstico social que permita orientar un proceso de intervención social destinado a ampliar las alternativas de ocupación del ocio y tiempo libre de este colectivo para mejorar la convivencia comunitaria de ambos barrios. Puente ha concretado que se trata de conocer "las claves, intereses y expectativas" de cara a las alternativas para la programación de actividades en esta zona.

 

Como resultado del trabajo, se dispondrá de un informe que recogerá el diagnóstico social de los jóvenes de los barrios España y San Pedro Regalado en torno a los espacios, contenidos y dinámicas sociales, así como propuestas de intervención destinadas a la mejora de los mismos.

 

El Consistorio asumirá la dirección y coordinación del proyecto, en tanto que la Universidad y la Fundación colaborarán en el proyecto a través del Grupo de Investigación dirigido por el profesor Pablo de la Rosa Gimeno, contando con los medios técnicos, materiales y humanos del Departamento de Sociología.

 

Por su parte, el Colegio Oficial seleccionará de entre sus colegiados a una persona que actuará como becaria para participar en el estudio durante un plazo de seis meses y una dedicación semanal de 30 horas.

 

INVESTIGACIÓN CON LA GENTE

 

Pablo de la Rosa ha explicado que se trata de un estudio de investigación de tipo participativo, contando con la gente del propio barrio, con lo que se pretenden conocer las inquietudes y la realidad de los jóvenes, todo ello con el fin de que se logren unas alternativas al ocio y tiempo libre actuales, que pueden ser "más integradoas y edificantes a título personal".

 

Una primera fase, que ya se ha llevado a cabo, ha consistido en cuestionarios que se han realizado a los jóvenes de entre 12 y 16 años. La segunda parte, que arrancará tras la Navidad, supone un estudio "más cualitativo", con entrevistas grupales a padres y madres, educadores, jóvenes e incluso a representantes del movimiento vecinal.

 

Los resultados podrían obtenerse en los meses de marzo o abril, aunque también dependerá de la capacidad de tratamiento de la información, en lo que trabajará el Ayuntamiento. En el estudio trabaja una decena de personas, entre profesores de la Universidad, del CEAS, una becaria contratada y alumnos universitarios.

 

El voluntario del CEAS Leandro Sanz ha explicado que la iniciativa pretendía ser "muy ambiciosa" e incluso se utilizó el padrón para intentar llegar a toda la población, pero al final sólo se ha llegado a entre el 30 y el 40 por ciento del total de los jóvenes de estos barrios.