Barreda, Roma y Sainz, bazas españolas para conquistar el 'raid' más duro del mundo

Carlos Sainz

El Rally Dakar, el considerado 'raid' más duro del mundo y que se disputará en esta edición 2016 únicamente por Argentina y Bolivia, dará comienzo este sábado con una etapa prólogo en Buenos Aires y con Joan Barreda (Honda), en motos, y Joan Roma (Mini) y Carlos Sainz (Peugeot), en coches, como las principales bazas.

ASO se tuvo que reinventar para diseñar un nuevo recorrido del Dakar en Sudamérica tras la renuncia de Chile, y su siempre temible paso por el desierto de Atacama, por las inundaciones que vivió el país a inicios de 2015. En agosto, fue Perú la que se dio de baja después de que el Gobierno prefiriese destinar sus esfuerzos por el posible impacto entonces de 'El Niño' en el país.

De este modo, los organizadores tuvieron que retocar su diseño sobre la marcha y dejar que los participantes asuman los desafíos que presentan Argentina y Bolivia y los más de 9.000 kilómetros que deberán completar, donde la velocidad será más importante en esta ocasión y donde los aspirantes deberán superar principalmente el reto de la altitud del país boliviano, con su punto culmen en los 4.600 metros.

En la segunda semana será cuando aparezcan las dunas, sobre todo las de Fiambalá, uno de los puntos decisivos de un 'raid' donde la fiabilidad y resistencia, tanto de vehículo como de piloto, serán claves.

En motos, se abre un panorama nuevo para sus participantes. El español Marc Coma, ganador el año pasado y otras tres veces más, anunció su retirada para enrolarse en la dirección del 'raid'. Con su marcha y el paso ya el año pasado a los coches del francés Cyril Despres, las dos ruedas no contarán con ninguno de sus diez últimos ganadores.

Por ello, sin ningún ganador en la línea de salida, el abanico de favorito se ha ampliado y es más incierto, aunque tanto KTM como Honda parten con ventaja sobre sus rivales. Al mando del equipo japonés corren dos pilotos consagrados como Joan Barreda y Paulo Gonçalves.

El castellonense, ganador de 15 etapas en cinco años aspira a ser el heredero de Coma, al que ya plantó batalla el año pasado cuando llegó a liderar el rally durante seis etapas antes de que los problemas mecánicos acabasen con sus aspiraciones y le hagan afrontar esta edición con ganas de revancha. Junto a él un Gonçalves, segundo clasificado en 2015, que también tendrá sus opciones.

En KTM, el liderazgo recae sobre el australiano Toby Price, tercero ya en 2015, el austriaco Matthias Walkner, actual campeón del mundo de 'cross-country', y los españoles Jordi Viladoms, segundo en 2014, y una Laia Sanz, que tras su paso por Honda espera volver a brillar con el equipo austriaco ganando de nuevo en la categoría femenina. La catalana logró el año pasado un histórico noveno puesto que intentará repetir o mejorar, aunque ha dejado claro que su aspiración es el 'Top 15'.

Olivier Pain, David Casteu, también con KTM, la Yamaha del portugués Helder Rodrigues y la Husqvarna de Rubén Faria, segundo en el año 2013, serán otros aspirantes a pelear por estar en el podio.

LOEB, ATRACCIÓN EN LOS COCHES

Por otro lado, en coches, el duelo estará entre los Mini, los Peugeot y los Toyota, y con el gran atractivo que supone en la marca francesa la participación de Sebastian Loeb, nueve veces campeón del mundo de rallys y que hará un siempre complicado debut, animado por intentar igualar lo conseguido por Ari Vatanen, ganador en 1987 en su primera participación y al volante de un Peugeot.

Joan Roma y Carlos Sainz serán las grandes bazas para el triunfo español. El de Folgueroles, ganador en motos (2004) y coches (2014), buscará de nuevo pelear por el triunfo, en busca de la revancha tras lo sucedido en el 2015, donde perdió todas sus opciones por una avería mecánica nada más iniciarse el rally y un posterior accidente, tras el cual, pese a arreglar su coche, la organización no le permitió salir.

Además, la dificultad para el piloto catalán estará en el hecho de compartir equipo con el catarí Nasser Al-Attiyah, doble ganador del 'raid' (2011 y 2015) y que en la actualidad es el gran dominador de esta modalidad, en la que es el actual campeón del mundo.

Peugeot, con un renovado 2008 DKR, presenta un equipo también muy competitivo en busca de mejorar su discreto retorno al Dakar el año pasado con dos ganadores como 'Monsieur Dakar', el francés Stephane Peterhansel, campeón récord en once ocasiones, cinco en las cuatro ruedas, y el veterano Carlos Sainz.

El bicampeón del mundo de rallys añadió a su palmarés el mítico 'raid' en el año 2010, pero desde entonces no ha tenido demasiada fortuna, con el tercer puesto de 2011 y con tres abandonos en sus tres últimas participaciones. Su experiencia y las características del recorrido le pueden beneficiar.

Toyota también tendrá un campeón al volante, el sudafricano Giniel de Villiers, ganador en la edición de 2009 y escolta de Al-Attiyah el año pasado, mientras que el estadounidense Robby Gordon (Gordini) tratará de codearse con los coches punteros.

Finalmente, en camiones, el favoritismo recae sobre los camiones rusos Kamaz, con Pep Vila (IVECO) intentando estar en el 'Top 10', mientras que Albert Llovera volverá a desafiar a su paraplejia tratando de finalizar el 'raid' más duro del mundo tras hacerlo en 2015 con un 'buggy' de dos ruedas.