Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Bárcenas prestó 132.000€ a su apoderado para que se acogiera a la amnistía

Torres Dulce, a favor de establecerlo separado de Gürtel. "Lo mejor" que podría ocurrir es que el juez del caso Gürtel pueda establecer en pieza separada los denominados papeles de Bárcenas para "no dilatar" el asunto.

 

 

 

 

 

 

El extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas hizo un préstamo de 132.000 euros en septiembre de 2012 a su apoderado ante los bancos suizos, Iván Yáñez, para que se acogiera a la amnistía fiscal y regularizara los 1,3 millones de euros que obtuvo en concepto de comisiones por gestionarle sus fondos, que llegaron a alcanzar, según la declaración del exdirigente 'popular', los 38 millones de euros.

 

El presunto testaferro, que ha declarado durante casi cuatro horas ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, ha reconocido que Bárcenas le pidió en febrero de 2009, después de que estallara el 'caso Gürtel', que gestionara los fondos que tenía en el Dresdner Bank y en el Lombard Odier de Ginebra por la "sensación de persecución" que sentía.

 

Yáñez, que firmó el 1 de octubre de 2009 un contrato de asesoramiento con el extesorero, ha reconocido que ingresaba sus comisiones en dos cuentas en el Dresdner Bank y el Banque Syz a nombre de la empresa Granda Global, que creó como empresa de asesoramiento externo aunque nunca tuvo otro cliente que no fuerqa Bárcenas.

 

Torres Dulce

 

Torres Dulce ha hecho estas declaraciones en Huelva, donde ha impartido una conferencia bajo el título 'La Administración de Justicia en España ante los desafíos de la crisis económica internacional', en el marco del XIV Congreso de Justicia Penal, titulada 'El Sistema Penal Español: Constitución, Estado y Democracia en el siglo XXI'.

 

En este sentido, se ha mostrado de acuerdo con el juez central de instrucción del caso, y ha añadido que esta circunstancia la tiene que decidir este juez.

 

El fiscal ha indicado a su vez que la Fiscalía en este caso estaba actuando de "forma muy activa y con un plan muy concreto y determinado", pero ha indicado que, "una vez que se judicializa un asunto, lógicamente la existencia de un proceso en un juzgado obliga a la Fiscalía a cerrar las investigaciones".

 

En este punto, ha insistido en que esta situación "no significa que el trabajo de la Fiscalía se desaproveche, sino que se ha enviado ya al juez central de instrucción, a efecto de que todo aquello que ha practicado la Fiscalía pueda servir a este tipo de investigación".

Noticias relacionadas