Bárcenas, de las estaciones de esquí de los Alpes y los restaurantes de lujo a la cárcel de Soto del Real

Luis Bárcenas en una imagen de archivo

El extesorero del PP aseguró en abril de 2010, tras dejar su escaño como senador, que sufría "un juicio mediático injusto".

El extesorero del Partido Popular (PP) y exsenador Luis Bárcenas ha cambiado en algo menos de cuatro años las estaciones de esquí más prestigiosas de los Alpes, los restaurantes de lujo de Lyon y los viajes a Alaska o Groenlandia para practicar deportes de riesgo por la prisión de Soto del Real (Madrid), a la que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz le ha enviado este jueves.


Bárcenas fue involucrado en el caso 'Gürtel' en marzo de 2009 cuando el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón envió la causa al Tribunal Supremo por su condición de aforado, tras sospechar que pudo haber cobrado 1.353.000 euros de la trama de corrupción 'Gürtel', a la que investigaba por ofrecer dádivas a cargos del PP de Madrid y Valencia a cambio de contratos públicos.

Su imputación por delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y cohecho se produjo después de que la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) descubriera que la contabilidad B de las empresas de Francisco Correa contenían apuntes contables en los que se detallaban las entregas a "L.B." y "Luis el cabrón".

En su declaración como imputado ante el alto tribunal, que se produjo el 22 de julio de 2009, Bárcenas aseguró estar "muy contento" por haber podido explicarse ante el juez y aportar las pruebas que, según él, demostraban su "inocencia".

DIMITIÓ AUNQUE SE DECLARÓ INOCENTE

Seis días después de esta primera comparencia, Bárcenas dimitió de su cargo como tesorero del PP tras entrevistarse con el presidente de su formación, Mariano Rajoy. El 19 de abril de 2010 dejó su escaño como senador tras asegurar que estaba siendo sometido a un "juicio mediático severo e injusto".

Tras la renuncia al escaño y la pérdida de su condición de aforado, Bárcenas compareció en marzo de 2011 ante el juez instructor del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira. Entonces aseguró que los viajes de carácter particular que realizó entre 2001 y 2002 los pagó de su propio "bolsillo" y negó que Correa le hubiera entregado dinero.

ARCHIVO DE LA CAUSA Y REAPERTURA

En septiembre de 2011, el juez Pedreira archivó la causa que se seguía contra el antiguo responsable de las finanzas 'populares', al considerar que la instrucción no había podido demostrar que 'L.B.' fuera Luis Bárcenas. "Existen otras personas a las que sí podría referirse", llegaba a señalar el magistrado.

Tras las elecciones autonómicas de 2011, la causa volvió a la Audiencia Nacional, después de que perdieran su escaño en la Asamblea de Madrid los exdiputados del PP Benjamín Martín Vasco, Alfonso Bosch y Alberto López Viejo.

El 15 de marzo de 2012, la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal ordenó reabrir la investigación contra Bárcenas, el exdiputado 'popular' Jesús Merino y el exconcejal de esta formación en Estepona (Málaga) Ricardo Galeote, al entender que Pedreira decretó el archivo cuando carecía de "competencia objetiva" para ello, puesto que el TSJM ya había decidido inhibirse de la causa en favor de la Audiencia Nacional.

En septiembre de 2012, el extesorero del PP volvió a declarar en la Audiencia Nacional, esta vez ante el juez Pablo Ruz, por la imputación de su mujer, Rosalía Iglesias, a la que se atribuyó un delito fiscal por la venta de un cuadro. Alegó que estaba "exenta" de declarar por el tiempo que había transcurrido entre la compra y la venta.

22 MILLONES EN SUIZA

La investigación judicial dio un inesperado giro el 16 de enero pasado, cuando una comisión rogatoria de Suiza desveló que el extesorero llegó a acumular 22 millones de euros en el Dresdner Bank de Ginebra en 2007 a nombre de sociedades pantallas con sede en paraísos fiscales.

El 31 de enero, el diario 'El País' publicó los llamados 'papeles de Bárcenas', una supuesta contabilidad B del PP atribuida al extesorero en la que se reflejan el pago de comisiones por parte de constructoras y la percepción de sobresueldos por parte de los dirigentes de la formación. El 6 de febrero, durante su comparecencia ante la Fiscalía Anticorrupción, negó la veracidad de los manuscritos y se sometió a una prueba caligráfica.

El 25 de febrero pasado, compareció ante el juez Ruz en el marco del 'caso Gürtel' y aseguró que su fortuna se elevaba en realidad a 38 millones de euros y tenía su origen en su sagacidad en los negocios inmobiliarios y bursátiles.

Además, aportó un documento, con logotipo del PP y que citaba como fuente al Tribunal de Cuentas, en el que se reflejaba una lista de donaciones recibidas por este partido entre 1999 y 2007 que alcanzarían los 33 millones de euros. Al día siguiente, remitió la documentación que acreditaba que en diciembre de 2012 se acogió a la amnistía fiscal para blanquear 11 millones de euros.

Tres días después, Izquierda Unida (IU) presentó una querella contra Bárcenas, el también extesorero Álvaro Lapuerta, otros tres dirigentes del PP y diez constructores por los 'papeles de Bárcenas'. El juez Javier Gómez Bermúdez admitió a trámite la querella el 11 de marzo aunque la Sala de lo Penal decidió el día 27 que Pablo Ruz, instructor de 'Gürtel', era el competente para investigar los hechos.

En el marco de esta pieza separada, Bárcenas volvió a la Audiencia Nacional el 22 de marzo para declarar como imputado, aunque se negó a hacerlo y aseguró que nunca más daría explicaciones en un tribunal.

LA MARCHANTE Y 48 MILLONES EN SUIZA

Después de que en abril el magistrado tomara declaración a los imputados por la contabilidad B, el cerco judicial a Bárcenas se estrechó el pasado 5 de junio, cuando la testigo argentina Isabel Mackinlay declaró que le pagaron 1.500 dólares por simular un contrato de compra-venta de obras de arte por el que él y su mujer habrían justificado unos ingresos en efectivo de casi 560.000 euros.

Cinco días después, el juez instructor imputó a Bárcenas y su mujer por falsedad documental, estafa procesal en grado de tentativa y blanqueo de capitales y citó a ambos, junto a su apoderado en Suiza, Iván Yáñez, para declarar este jueves.

El pasado día 14 se dio a conocer una nueva comisión rogatoria de Suiza que revelaba que en el Lombard Odier de Ginebra el extesorero guardó otros 26 millones, lo que eleva su fortuna en su punto más álgido, en enero de 2008, a 48,2 millones de euros. Según los apuntes de la entidad, el extesorero aprovechaba sus visitas a Ginebra para cenar en el restaurante 'Chez Boccus' de Lyon o esquiar en las estaciones de Val d'Isère, Zermatt, Tignes y Avoriaz.