Baño de sangre en Egipto con cifras ya de 525 muertos

Enfrentamientos entre seguidores de Mohamed Mursi y las fuerzas de seguridad. 

Al menos 525 personas han muerto en Egipto en los enfrentamientos registrados el miércoles entre las fuerzas de seguridad y partidarios del anterior presidente egipcio, Mohamed Mursi, tras el desalojo de los dos campamentos de protesta en la capital egipcia, ha informado el Ministerio de Sanidad.

 

Las autoridades egipcias han aclarado que este balance de víctimas incluye tanto a civiles como a uniformados. Además, entre los fallecidos hay dos periodistas, una joven de 26 años que trabajaba para Gulf News y un veterano de Sky News.

 

Los disturbios comenzaron a primera hora del miércoles, cuando las fuerzas de seguridad iniciaron el desalojo de los principales campamentos pro Mursi en El Cairo, dando lugar a un fuerte enfrentamiento con los manifestantes islamistas que ha dejado cientos de fallecidos y heridos.

 

La violencia se extendió rápidamente a otras ciudades egipcias. En Menia, los choques entre uniformados e islamistas se han cobrado la vida de 41 personas, mientras que en Fayum han dejado 35 fallecidos, en Ismailia 15 y en Alejandría 10.

 

Además, de acuerdo con las cifras del Ministerio de Interior, un total de 534 personas han sido detenidas en relación a estos disturbios. Su titular, Mohamed Ibrahim, ha negado que haya ocho líderes de Hermanos Musulmanes entre los arrestados, tal y como se había especulado.

 

En este contexto, el Gobierno ha decretado el estado de emergencia en todo el país durante un mes y ha ordenado un toque de queda nocturno --de siete de la tarde a seis de la mañana-- en once provincias, incluidas las principales ciudades, para tratar de contener la violencia.

 

Varios portavoces de Hermanos Musulmanes han llamado a lo largo de la noche a desobedecer el toque de queda en señal de protesta por la represión gubernamental. Sin embargo, parece que se ha cumplido en la mayoría de ciudades, incluyendo El Cairo.





 

Noticias relacionadas