Báñez abre la puerta a revisar los ingresos de la Seguridad Social para mantener las pensiones

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha dejado abierta la puerta a revisar los ingresos de la Seguridad Social para poder mantener el poder adquisitivo de las pensiones, aunque ha recordado que la reforma que ha plantado el Gobierno sobre el sistema de revalorización permitirá mantener ese poder de compra "en el medio plazo".

Durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, el portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha pedido a la ministra que "no mienta a los españoles ni insulte su inteligencia" porque a su entender la pérdida de poder adquisitivo está garantizada si no se toman medidas más allá de las ya planteadas por Empleo. En la misma línea, la socialista Isabel López i Chamosa ha acusado al Ejecutivo de "tratar a los pensionistas como tontos, y no lo son".

En su respuesta, la ministra ha afirmado que el nuevo factor de revalorización desligado del IPC "blindará" las pensiones de congelaciones "de los futuros gobiernos socialistas", permitirá que "suban siempre de forma compatible con la situación económica" y hará que los pensionistas "ganen poder adquisitivo en el medio plazo".

"Pero la fórmula incluye ingresos y gastos del sistema, que son decisiones políticas, del Parlamento y de los agentes sociales. Así que podemos decidir sobre el futuro de los ingresos y de los gastos para fortalecer lo que todos queremos: el poder adquisitivo de los pensionistas, pero mirando siempre al futuro para que sea un sistema sostenible, público y de reparto", ha insistido Báñez, invitando a todos los grupos parlamentarios a participar en el debate.

SERENAR EL DEBATE

Así, ha insistido en que "claro que sí" se hablará de ingresos en el Pacto de Toledo y se tomarán decisiones "con el resto de grupos y los agentes sociales", subrayando que al Gobierno le preocupan "mucho" los pensionistas actuales pero "también los jóvenes que quieren ser pensionistas de igual calidad mañana".

Por eso, la titular de Empleo ha instado a todos a "serenar el debate" y dar "tranquilidad" a los pensionistas, recordando que con la reforma las pensiones están garantizadas e incluso "subirán más allá del IPC" cuando se recupere una situación "de normalidad económica". "Nuestra reforma es para la tranquilidad, la certidumbre y para evitar la demagogia barata y las congelaciones socialistas", ha acusado.

A renglón seguido, Báñez ha recordado que el PP "nunca congelará" las pensiones sino que hace "reformas para que suban siempre y se garantice el poder adquisitivo en el medio plazo", y ha acusado al PSOE de "dejar el sistema de pensiones en déficit cada vez que gobiernan". "De lo único que hay que proteger a los ciudadanos es de los gobiernos socialistas, que ponen en riesgo todo el sistema de pensiones y luego, cuando vienen mal las cosas, las congelan", ha reprochado.

Frente a eso, el Gobierno de Mariano Rajoy "tiene el máximo respeto por los pensionistas" y lo ha "demostrado con hechos" como la subida del 1% en 2012 aplicada a todas las pensiones y el incremento del 2% para las inferiores a 1.000 euros y del 1% para el resto que se ha aplicado este año y que, con un IPC que se situará en noviembre en torno al 1%, permitirá que no haya ninguna pérdida de poder adquisitivo sino que "el 75% de los jubilados lo ganen".

COMPROMÉTASE A SUBIR INGRESOS

Sin embargo, Anchuelo ha reiterado que la reforma planteada provocará una pérdida de poder adquisitivo año tras año y ha recordado que la única forma de evitarlo es que el Gobierno "se comprometiera a incrementar los ingresos". "Estamos de acuerdo en que no se puede gastar por encima de lo que se ingresa, pero los ingresos no están dados, son una variable que depende de sus decisiones políticas", le ha recordado el diputado.

A renglón seguido, ha recordado que el PP "ganó las elecciones con dos grandes promesas, bajar impuestos y mantener el poder adquisitivo de las pensiones", y ha matizado que "eso no es lo mismo que revalorizarlas, sino que hay que revalorizarlas en cuantía suficiente para mantener el poder de compra".

"Y serenamente se lo digo: los ciudadanos tienen derecho a que se les diga la verdad y no se insulte su inteligencia: no pueden presentar una memoria al CES diciendo que la reforma ahorrará 33.000 millones y decir que los pensionistas no perderán poder adquisitivo. ¿De dónde sale el ahorro? Diga la verdad a los españoles, no insulte su inteligencia", ha zanjado Anchuelo.

En el mismo sentido, López i Chamosa ha acusado a los 'populares' de "tratar a los pensionistas como tontos" cuando "son personas mayores que se han ganado con el esfuerzo de su trabajo el derecho a una pensión digna y a que no se les robe los aumentos de diez años".

Además, ha recordado que para atajar el problema de gastos de la Seguridad Social ya existe la Ley 27/2011 --la última reforma del sistema aprobado por el Gobierno socialista-- y que para los problemas de ingresos se puede usar el fondo de reserva. Por eso, ha advertido de que "esta reforma va a durar lo que dure la mayoría absoluta (del PP), es decir, dos años más".

"Porque lo único que han conseguido es la intranquilidad, llevar a los pensionistas la preocupación, la incertidumbre de lo que sucederá con su pensión. El problema no es de subida, sino de cuánto suben. No más mentiras, regresen al Pacto de Toledo, vengan a la negociación", ha añadido, y ha concluido recordando que aunque el PSOE congeló las pensiones en 2011 durante sus siete años de mandato las mínimas se incrementaron mucho más que con los ejecutivos 'populares'.