Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Baloncesto Valladolid ante Gipuzkoa Basket, por jugar que no quede

El entrenador del Baloncesto Valladolid, Ricard Casas. JUAN POSTIGO

El conjunto morado visita a Gipuzkoa (12.15 horas, domingo) a la búsqueda de su cuarta victoria, con la esperanza de alcanzar la ya casi imposible penúltima plaza de la clasificación.

El CB Valladolid afronta este domingo la jornada 30 de la Liga Endesa. En esta ocasión visita la cancha del Gipuzkoa Basket, donde juega el ex jugador morado Jason Robinson, y que ha ganado cuatro de los últimos cinco partidos. El encuentro empezará a las 12:15 horas en el San Sebastián Arena 2016.

 

Coincidiendo con el Día de la Madre, los jugadores del CB Valladolid tienen la oportunidad de  hacer un regalo a sus respectivas, y a los aficionados, en forma de victoria, la que sería la cuarta de la temporada y la primera a domicilio. Aunque la realidad es dura y complicada, todavía es posible luchar por la penúltima plaza, pues son cuatro los triunfos que separan al CB Valladolid de la Bruixa d´Or, su predecesor en la tabla clasificatoria, y aún restan cinco partidos para que finalice la Liga Regular.

                       

En la rueda de prensa previa, el técnico Ricard Casas ha asegurado que los cinco encuentros que quedan “no tienen que ser ningún sacrificio ni ningún trámite, aunque la lógica pesa y no es fácil”, algo que se pudo ver en el estado de ánimo de los jugadores en el último partido frente a Iberostar Tenerife, reconoció Casas. El entrenador, además, ha dado la clave para evitar que los encuentros que quedan no sean un mero trámite: “tendremos que ser lo más positivos que podamos en el trabajo y en la dinámica del equipo”, aunque afirmó que lo que más le preocupa es “cómo podemos terminar este mes, no tanto en la capacidad del partido que toca, sino en terminar con el mejor ánimo que podamos, porque está pesando la situación de no ganar, entre otros muchos factores”.

 

Por eso, el CB Valladolid que se vea en Gipuzkoa, “dependerá de la respuesta que demos para orientar el partido de esta semana, de la positividad y el estado de ánimo, algo individual de cada jugador, que diga, voy a estar bien;  y si conseguimos eso, vamos a competir, pues la intensidad depende del ánimo que tengamos”, aseguró el manresano.

 

Sin embargo, Ricard Casas también ha querido valorar el esfuerzo de su plantilla: “está trabajando bastante bien, estoy contento con la profesionalidad del equipo, por eso entiendo que me tengo que centrar y estar lo máximo que pueda a nivel de positividad, que no la he perdido nunca, en este tramo final”.

 

Respecto al rival, el Gipuzkoa Basket, comentó que “es un rival muy ajustado en su juego y en su disciplina, por muy buen trabajo que llevan haciendo y por una dinámica que vienen teniendo. Esto hace que juegues contra un equipo sólido en su juego y que tienes que afrontar con solidez, sino es bien difícil”.

 

En el banquillo local se sentará el Gipuzkoa Basket que se sitúa en la décima posición de la tabla con un balance de trece victorias y dieciséis derrotas y que está a un triunfo de lograr la segunda mejor temporada de su historia en ACB. El conjunto entrenado por Sito Alonso ha conseguido la victoria en cuatro de los últimos cinco encuentros disputados y el triunfo más reciente lo lograron ante CAI Zaragoza la jornada anterior (73-62).

 

El choque de la primera vuelta frente al CB Valladolid en Pisuerga dio la victoria a los de San Sebastián (64-83). El jugador más destacado de aquel encuentro (23 de valoración) fue el alero estadounidense Jason Robinson, conocido entre la afición de Pisuerga por vestir la camiseta morada durante dos temporadas (2010/11 y 2011/12).

 

Sito Alonso no podrá contar en su equipo con el escolta Winchester ni con el base Raúl Neto. Por su parte, el también escolta Mikel Motos es duda a causa de una lesión en un dedo de su mano izquierda, aunque el técnico guipuzcoano ve posible su participación en el encuentro: “Espero que nos pueda ayudar el domingo, por lo menos, con algunos minutos. Él es consciente de la necesidad del equipo y va a hacer un esfuerzo para jugar el partido”.