Balances dispares entre las librerías, aunque en general aumentaron sus ventas

Las librerías mejoran sus resultados en la Feria vallisoletana respecto a 2013 a pesar de sus balances dispares.

Las librerías participantes en la 47 edición de la Feria del Libro de Valladolid han mejorado sus resultados en este evento a respecto a la 46 edición, a pesar de la disparidad de opiniones sobre el balance de la misma.

  

Así, todas coinciden en la mejoría del saldo final, debido en gran parte a la bajada en los costes de cada expositor, si bien existe división entre las que señalan un incremento en las ventas que iría desde el diez hasta el 40 por ciento, y aquellas que consideran que la Feria se ha celebrado "en la línea" del año anterior o que incluso ha sido "floja".

  

De esta última opinión es Ciro García, de Librería Nómada, el cual ha reconocido que la bajada de costes sí ha permitido cubrir los gastos y obtener un beneficio, pero ha defendido el traslado de ubicación de la Feria, ya que opina que de haber estado en la calle y no en la Cúpula del Milenio la facturación hubiera sido "muy superior". En cambio, otro establecimiento como 'En un bosque de hojas' ha señalado un aumento de visitantes que, a su juicio, refleja que el lector "se ha acostumbrado" a la actual sede.

  

En cambio, García ha asegurado que en los días de diario el panorama ha sido "desolador" y ha concluido que en todos los días de esta cita se ha vendido "sólo un poquito más" que en los puestos colocados en la plaza de España durante el Día del Libro.

  

De la misma opinión son La Marmota o Librería Nobel, cuyos propietarios han señalado las eliminatorias de Champions League como uno de los factores que en los días de entre semana "más ha perjudicado" al devenir de la Feria.

 

AUMENTO DE VENTAS

  

Frente a esto, 'En un bosque de hojas', Casa del Libro, Boutique del Cuento y 'Galeería' han visto aumentar sus ventas entre un diez y un 40 por ciento, según las fuentes consultadas. En concreto, Gallería ha elevado hasta ese 40 por ciento el aumento de facturación, algo que en parte ha achacado al éxito de autores que han acudido a firmar ejemplares, como el periodista Maxim Huerta.

  

Esto, unido al abaratamiento del coste de instalación, ha hecho que esta librería haya "disparado" la rentabilidad de su presencia en la Cúpula, según ha reconocido su responsable, Kiko de la Rosa, en declaraciones realizadas a Europa Press.

  

Por su parte, Página 4 ha tachado de "muy irregular" el comportamiento del público y Paulinas ha situado la Feria en unas cifras similares a las del año anterior, si bien ha defendido su participación por la labor de "difusión" que permite del establecimiento.

  

Algo en lo que la mayoría de librerías ha coincidido es en la influencia negativa que, en general, ha tenido el puente del 1 de mayo, ya que muchos ciudadanos "han aprovechado para marcharse fuera de Valladolid". En contradicción con esto, varias de ellas han señalado el primer día del mes como el "mejor" de toda la Feria.

  

De esta opinión es Kiko de la Rosa, quien ha asegurado incluso que este 1 de mayo se ha comportado "mejor que ningún año". Sin llegar a esta afirmación, Librería Paulinas también ha defendido la buena marcha de esta jornada, al igual de Casa del Libro, cuyos responsables la han calificado de "extraordinaria".

  

En cuanto a los autores y géneros más exitosos, lo infantil y juvenil ha copado las ventas, de acuerdo con el balance realizado por los libreros, junto con autores como el mencionado Maxim Huerta, Juan José Millás, Pedro J. Ramírez, Almudena Grandes o el recientemente fallecido Gabriel García Márquez.