Bajo el lema 'Te escuchamos', Simancas invierte 5.000 euros en una aplicación móvil

Presentación en la Diptación de Valladolid de la aplicación móvil de Simancas. JORGE IGLESIAS

El alcalde de Simancas, Alberto Plaza, a favor de las nuevas tecnologías. Convierte a la localidad vallisoletana en una de las pioneras de Castilla y León en tener una aplicación móvil para los vecinos y turistas, donde poder informarse. 

España es uno de los principales países que poseé un gran número de dispositivos tecnológicos conectados a internet. Los ciudadanos pasan entre dos o tres horas ojeando el móvil o la tableta, lo que supone un promedio de 177 minutos. Todo esto deriva en que la sociedad vive conectada.

 

Cada vez son más las localidades españolas interesadas por las nuevas tecnologías. Entre ellas se encuentra Simancas, un pueblo de la provincia de Valladolid que apuesta por una aplicación móvil con el objetivo de “estar más cerca de los vecinos y crear una relación bidireccional”, comenta el alcalde de la localidad. Un aplicación gratuita y que tiene múltiples utilidades. Sirve para entablar una “conexión con los vecinos”; y para los turistas, ofreciendo la facilidad de que conozcan sitios para visitar, restaurantes, las actividades que se van a realizar y dónde dormir.

 

A día de hoy, la aplicación cuenta con 70 descargas y “esto acaba de empezar”. Plaza pretende realizar “reuniones para los vecinos de manera directa”, así facilitar un mayor conocimiento y que puedan ver a tiempo real el funcionamiento de la aplicación. Aún así serán entregados panfletos con una explicación detallada.

 

Un nuevo medio de comunicación para la población de Simancas, que permite avisar de cualquier deterioro del pueblo, contactar con el Ayuntamiento o lugares de interés público, consultar horarios de bus o tren, e incluso pedir cita previa online para el médico o para realizar el DNI.

 

El coste de dicha aplicación supone para el Ayuntamiento un total de 5.000 euros. Cifra que supone una inversión para el pueblo en “información, cercanía y bidireccionaldad”, concluye Plaza.

 

JORGE IGLESIAS