Azucarera presenta el Plan 2020 para la sostenibilidad de la remolacha, basado en aumentar producción y ahorrar costes

Azucarera ha presentado a las organizaciones profesionales agrarias (OPA) el Plan 2020 para la sostenibilidad de la remolacha basado en cuatro ámbitos como son el incremento de los rendimientos, la renovación de la producción, el ahorro de costes y una mayor facilidad de manejo del cultivo para los agricultores, así como el apoyo económico a las inversiones en el campo.
VALLADOLID, 28 (EUROPA PRESS)



Según ha informado la compañía a través de un comunicado remitido a Europa Press, a la reunión, celebrada en Valladolid, han asistido representantes de las organizaciones agrarias e integrantes del Comité Técnico de Seguimiento del Plan 2014.

La Campaña 2014/2015 inaugurará el Plan 2020 cuyo objetivo es mejorar los rendimientos de la remolacha, fomentar prácticas medioambientales sostenibles para el cultivo y generar un entorno laboral más profesionalizado.

En 2020, esta iniciativa persigue alcanzar mediante la colaboración de industria y agricultores una producción de 130 toneladas por hectárea en la Zona Norte y de 110 en la Zona Sur en, al menos, el 50 por ciento de las explotaciones.

Las medidas relacionadas con el incremento de la producción contemplan actuaciones como el asesoramiento técnico personalizado; la formación en nuevas técnicas de cultivo; el alargamiento del ciclo de cultivo, mediante la siembra temprana; la recepción de remolachas enteras sin descoronar; las mejoras del drenaje en las parcelas y la revisión tanto de equipos (abonadoras o sembradoras) como de instalaciones de riego.

Por su parte, las acciones destinadas a la renovación de la producción de remolacha se concentran en el incremento de superficie en zonas tradicionales; la expansión en zonas nuevas, como los nuevos regadíos con concentración parcelaria; el desarrollo de campos demostrativos y el fomento de empresas de servicios locales.

El ahorro de costes y el fomento de un entorno laboral más cómodo para los agricultores se perseguirá mediante el desarrollo de proyectos de riego solar; la automatización y monitorización de riegos; el asesoramiento en gestión integral de plagas y la expansión y mejora de módulos de arranque, carga y transporte.

Por otro lado, las medidas de apoyo económico podrán solicitarse para la renovación de equipos de recolección y adaptación de equipos para el no descoronado; el fomento de drenajes artificiales o la automatización de riegos, según las mismas fuentes.