Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Ayuntamiento y Turismoto previsores ante una posible visita multitudinaria de pingüineros

Mariano Parellada, presidente de Turismoto, el día de la manifestación a favor de Pingüinos, con el ex alcalde Javier León de la Riva en segundo término. JUAN POSTIGO

A pesar de no celebrarse Pingüinos 2015, el Ayuntamiento de Valladolid, el Club Turismoto y otros colectivos implicados son conscientes de que muchos aficionados se desplazarán a Valladolid el fin de semana del 11 de enero. Ante la posibilidad de que se de esta situación, los organizadores se reunirán proximamente para fijar unas pautas preventivas.

El Club Turismoto ha recibido noticias sobre los aficionados a la Concentración de Pingüinos. Es posible que muchos de los asistentes frecuentes a este evento acudan a Valladolid el fin de semana del 11 de enero con intención de disfrutar de unos días moteros por la capital del Pisuerga. A pesar de que la reunión ha sido suspendida, “y así sigue siendo”, asegura Mercedes Cantalapiedra, concejala de Turismo.

 

Los habituales de Pingüinos hacen un hueco en sus agendas ese fin de semana. De toda España vienen aficionados de las motos que reservan hoteles, cogen vacaciones en sus trabajos u organizan el viaje con bastante antelación. Aunque la concentración no se va a celebrar, muchas reservas no se han cancelado.

 

Tal y como ha explicado Cantalapiedra, es por eso que Turismoto y el Ayuntamiento de Valladolid junto con Ecologistas en Acción y otros colectivos implicados, se reunirán próximamente con la intención de fijar unas pautas preventivas ante una posible multitudinaria visita de los moteros.

 

Las obras para acondicionar el Hospital Militar siguen en marcha y el año 2016 el Ayuntamiento cuenta con tener listas las instalaciones. Para que pueda celebrarse entonces la concentración, Turismoto, con Parellada a la cabeza, “deberá pedir el permiso que es de carácter anual”, ha aclarado la concejala de Turismo.

 

Respecto al Pinar de Antequera, Cantalapiedra asegura que los técnicos encargados de inspeccionar el terreno no ven problema en utilizar esta zona.