Ayuntamiento y Diputación acuerdan las tasas del servicio de incendios de los municipios del alfoz

Sin embargo no hay acuerdo en la aportación que debe hacer la Diputación. El Ayuntamiento de Valladolid pide 700.000 euros y la institución provincial dispuesta a pagar solo 150.000 euros.


 

La Diputación provincial y el Ayuntamiento de Valladolid han llegado a un acuerdo sobre el pago en los municipios del alfoz de determinadas tasas que hasta ahora no se abonaban en el caso de determinadas actuaciones del Servicio de Extinción de Incendios de la capital, una de las reclamaciones que planteaba el Consistorio a la Institución provincial.

 

Sin embargo, como han reconocido tanto el diputado responsable del servicio de Incendios, Artemio Domínguez, como el concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de la capital, Luis Vélez, han reconocido que sigue sin llegarse a un acuerdo sobre las otras dos peticiones del Consistorio, como son una aportación directa de 700.000 euros como compensación por la prestación del servicio por parte de los Bomberos de Valladolid en los municipios del alfoz de la capital y la transferencia de una parte de la cantidad que recibe la Institución provincial procedente de la patronal de las aseguradoras y reaseguradoras, Unespa.

 

Domínguez ha recalcado que pese a la "disconformidad" entre las instituciones sobre este asunto, hay voluntad de mantener la negociación y, de hecho, la Diputación se ha comprometido a trasladar al Ayuntamiento una propuesta concreta sobre su posición la próxima semana. En todo caso, ambos representantes han garantizado que la prestación del servicio está garantizada.

 

En el encuentro de este jueves, se ha llegado al acuerdo sobre una pequeña parte del contencioso, la relativa a las tasas por determinadas intervenciones, como por ejemplo, los desprendimientos de cornisas, con el fin de que también se abonen en los trabajos que realicen los Bomberos de Valladolid en los municipios del alfoz en los que prestan servicio.

 

Hasta ahora, como ha apuntado el edil socialista, estos servicios sí que se cobran por parte del Ayuntamiento en Valladolid capital, pero hasta ahora no se recibía nada cuando se trataba de una actuación en otra localidad.

 

En las otras dos reclamaciones del equipo de Gobierno de Valladolid aún está "distante" el acuerdo, como ha reconocido Artemio Domínguez. Luis Vélez ha recordado que llevan "un año" de conversaciones entre ambas instituciones al respecto de este asunto y que la posición inicial del Consistorio fue reclamar una aportación de 3 millones de euros como compensación por la prestación del servicio.

 

"Los ciudadanos no entenderían que dos instituciones tan importantes no nos entendiéramos para buscar una solución que permita prestar el servicio igual o incluso en mejores condiciones", ha advertido Luis Vélez, quien ha añadido que entiende que los ciudadanos de los municipios del alfoz están "satisfechos" con este servicio de Bomberos.

 

SEGUNDA PROPUESTA DEL AYUNTAMIENTO

 

Sin embargo, ha continuado Vélez, el pasado mes de marzo se planteó una segunda propuesta menos exigente, en torno a un millón de euros en total, en la que planteaban los tres puntos citados. Concretamente, además de la parte mínima que suponen las tasas, el Ayuntamiento reclamaba unos 700.000 euros como estimación del coste que supone la prestación del servicio y la transferencia de una parte de la cantidad que recibe la Institución provincial de Unespa.

 

En este sentido, Luis Vélez ha precisado que se trata de una aportación que hace la patronal a las instituciones procedente del cálculo del 5 por ciento de las primas de seguros por incendios activas en los municipios. Esta cantidad, en el caso de Valladolid capital es de 1,2 millones de euros, que Unespa transfiere al Ayuntamiento, mientras que en el caso de la provincia, la cifra es de "712.000 euros" que recibe la Diputación.

 

El Ayuntamiento estima que en municipios del alfoz en los que trabajan los Bomberos de la capital tienen 100.000 habitantes, la mitad de los 200.000 de la provincia que no residen en la capital, por lo que se reclama a la Diputación el 50 por ciento de la aportación de Unespa, unos 350.000 euros.

 

En este punto sí que ha habido un acercamiento de posiciones, ya que la Diputación provincial, según ha explicado Artemio Domínguez, elaborará una propuesta para determinar "qué aportación" puede transferir al Ayuntamiento.

 

"COSTE MARGINAL"

 

En el apartado que existen mayores diferencias es en la compensación directa, pues mientras el Consistorio reclama 700.000 euros, la Diputación mantiene la consideración de que el servicio de Bomberos de Valladolid en los pueblos del alfoz supone un "coste marginal", ya que entienden que si dejara de prestarlo no implicaría un ahorro de gastos.

 

De este modo, la Institución provincial mantiene la posición de aportar 150.000 euros al año.

 

Sin embargo, Luis Vélez ha defendido que para el equipo de Gobierno municipal la prestación de este servicio no tiene un coste marginal, pues estiman que los servicios en el alfoz suponen un mayor gasto en combustible, más desgaste de la maquinaria, además del complemento de 85 euros al mes que se paga a los trabajadores por este concepto. De hecho, el edil vallisoletano ha recalcado que la cantidad total "ya supera los 150.000 euros".

 

El concejal ha subrayado que el Ayuntamiento "no tiene competencias" en la extinción de incendios en otros municipios, que recae sobre la Diputación provincial, y que el servicio se presta gracias a un acuerdo de colaboración entre administraciones que espera se pueda mantener si se alcanza un acuerdo.

 

Vélez ha mostrado su optimismo para estas negociaciones y no ha querido marcar un límite de tiempo, aunque sí que ha considerado importante que se pueda resolver la situación antes de la elaboración de los presupuestos de ambas instituciones para el año 2017.

 

Por su parte, Artemio Domínguez ha subrayado que la intención de la Diputación es llegar al acuerdo, pues si el Ayuntamiento dejara de prestar esta función se tendría que reorganizar el funcionamiento del servicio provincial de Bomberos.