Ayudas de la Junta para la mejora de eficiencia energética para comunidades de vecinos

La Consejería de Economía y Hacienda está celebrando jornadas informativas en todas las capitales de provincia para difundir una nueva línea de subvenciones destinadas a mejorar la eficiencia energética de edificios construidos a partir del 1 de enero de 1981.

El delegado territorial de la Junta, Pablo Trillo, ha abierto la jornada de difusión de las ayudas a la mejora de la eficiencia energética celebrada hoy en la sede de la Delegación Territorial de la Junta en Valladolid y en la que han participado más de cien personas interesadas en conocer las características y procedimiento de solicitud y tramitación de estas ayudas.

 

La información sobre esta línea de ayudas, que están cofinanciadas al 50 % por la Junta y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y se gestionan por la Dirección General de Energía y Minas de la Junta, ha sido presentada por la jefa del servicio de Fomento del Ahorro Energético y Energías Renovables, María Jesús García, a la que ha acompañado el técnico del Ente Regional de la Energía, Víctor Díez.

 

El Gobierno autonómico pretende contribuir con estas ayudas a que los inmuebles de Castilla y León sean más eficientes, una de las prioridades para esta legislatura en materia de energía. Se trata de un objetivo compartido con la UE, que considera que con estas iniciativas promovidas por los fondos FEDER Europa impulsa nuestro crecimiento.

 

El presupuesto previsto para estas subvenciones en edificación en 2016 se sitúa en alrededor de cinco millones de euros, que sufragarán actuaciones que no podrán haber finalizado en el momento de efectuar la solicitud. Por un lado, en materia de ahorro y eficiencia energética, lo que incluye las instalaciones térmicas y/o de refrigeración de los edificios existentes, la iluminación interior y los ascensores. Por otro, relacionadas con las energías renovables, como las instalaciones de energía solar térmica, solar fotovoltaica, geotermia y biomasa.

 

Una novedad respecto a convocatorias anteriores es que los destinatarios directos de las ayudas no son personas físicas, sino que deberán tramitarse en nombre de una comunidad de vecinos o una asociación sin ánimo de lucro y a través de un instalador inscrito en el registro correspondiente. Por otra parte, es preciso indicar que únicamente podrán acogerse a esta línea los edificios construidos después del 1 de enero de 1981.