¿Ayuda a combatir enfermedades el lúpulo de la cerveza?

Científicos trabajan en la síntesis de los compuetos saludables del lúpulo que podría ayudar a crear medicamentos de estos compuestos sin tener que extraerlos de las plantas.

El lúpulo, pequeños brotes en forma de cono que dan a la cerveza su sabor amargo, suponen un aporte sorprendentemente saludable y se estudian mucho por su capacidad para detener el crecimiento bacteriano y la enfermedad. Ahora, investigadores informan que están cerca de la síntesis de los compuestos saludables del lúpulo en el laboratorio, un paso que podría algún día ayudar a los científicos a crear medicamentos de estos compuestos sin tener que extraerlos de las plantas.

 

Los investigadores presentan sus trabajos en la 251 Reunión Nacional y Exposición de la Sociedad Americana de Química (ACS, por sus siglas en inglés). "Cuando los científicos extraen productos químicos saludables del lúpulo, primero tienen que determinar si se han separado los compuestos específicos que les interesan -describe el profesor de la Universidad de Idaho, Estados Unidos, Kristopher Waynant, que lidera el proyecto--. Pero si se puede encontrar la manera de fabricar estos compuestos a partir de cero, se sabe que son los más adecuados".

 

Los compuestos en los que está interesado Waynant son las humulonas, que son ácidos alfa con propiedades contra el cáncer y anti-inflamatorias, y lupulonas, que son ácidos beta que poseen igualmente importantes efectos biológicos, pero no se entienden tan bien. Los científicos, en última instancia, quieren aprovechar estas actividades para mejorar potencialmente la salud humana.

 

Pero antes de que las humulonas y lupulonas se pueden convertir en productos farmacéuticos eficaces, los científicos deben confirmar que están extrayendo los ácidos adecuados a partir de lúpulo. En teoría, se puede hacer mediante la separación de los ácidos con cromatografía líquida de alto rendimiento, pero los resultados de este método deben compararse con patrones analíticos, que todavía no existen para los compuestos individuales.

 

SÍNTESIS DE TRES TIPOS DE HUMULONAS

 

Con el fin de crear una biblioteca de estos patrones analíticos, Waynant y el estudiante de grado Lucas Sass, también de la Universidad de Idaho, están intentando sintetizar un conjunto de humulonas y lupulonas en el laboratorio. Los investigadores han comenzado con floroglucinol, un compuesto disponible en el mercado que se deriva de las plantas.

 

Hasta el momento, se han venido desarrollando procesos de varios pasos para sintetizar tres tipos de humulonas, empezando con la acilación y prenilación y después utilizando la catálisis con metales de transición con un ligando quiral para crear productos asimétricos. El equipo sigue trabajando para ajustar el paso final de la conversión de los productos intermedios en las humulonas deseados de manera eficiente.

 

"Desafortunadamente, las primeras vías que he propuesto no eran las mejores o más eficientes --admite Waynant--. Pero Lucas ha pasado a través de la literatura y analizado diferentes formas de realizar cada uno de estos pasos para obtener los mejores resultados". Actualmente, Sass está avanzando en la optimización de los dos primeros pasos. "Ha sido una gran cantidad de ensayo y error --añade Sass--. Pero es muy emocionante cuando un enfoque finalmente funciona".

 

Los investigadores dicen que están llegando muy cerca de optimizar el método completo para la producción de humulonas en el laboratorio. En el futuro, el equipo de Waynant continuará con el proyecto para sintetizar una gama más amplia de humulonas y lupulonas, además de que tiene planes para colaborar con biólogos e investigadores médicos para desarrollar agentes activos de productos farmacéuticos para el tratamiento de cánceres o enfermedades inflamatorias a partir de estos compuestos de cerveza.