Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Ávila la 3ª provincia de CyL que menos alimentos recibe

El Gobierno asigna a Castilla y León más de 1,27 toneladas de alimentos, valorados en 1,3 millones, en la primera fase del plan 2013 de ayuda a las personas más necesitadas. A la provincia de Ávila le han correspondido 103.434,80 kilos, valorados en 105.524,36 € que beneficiarán a 8.241 personas

En la primera fase del plan 2013 de ayuda a las personas más necesitadas, en la que el Gobierno -a través del FEGA (Fondo Español de Garantía Agraria) del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente- ha asignado a Castilla y León un total de 1.279.587,60 kilogramos de alimentos, valorados en 1.305.448,12 euros, de cuya distribución se beneficiarán 102.044 personas, el 1,76% más que la última de las tres fases del plan de 2012, según se ha puesto de manifiesto en la visita que el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano -acompañado por el subdelegado en la provincia salmantina, Javier Galán Serrano-, ha realizado este mediodía al Banco de Alimentos de Salamanca.

 

En la visita han participado asimismo, Godofredo García Gómez, presidente de la Fundación Banco de Alimentos de Salamanca, y Jesús Juanes Galindo, presidente de Cruz Roja Salamanca, organizaciones que se encargan del almacenamiento de los alimentos que se hacen llegar a las personas más necesitadas de las nueve provincias de la Comunidad a través de 848 entidades benéficas, nueve más que en la tercera fase del plan de 2012.

 

Distribución por provincias de la asignación para Castilla y León

 

Provincia

Kilogramos de alimentos

Valor (euros)

Número de beneficiarios

Ávila

103.434,80

105.524,36

8.241

Burgos

182.808,80

186.496,55

14.625

León

185.173,20

188.877,40

14.746

Palencia

84.178,60

85.882,22

6.554

Salamanca

204.449,60

208.600,47

16.460

Segovia

86.594,20

88.351,63

6.918

Soria

52.953,20

54.031,63

4.413

Valladolid

274.176,80

279.724,66

21.674

Zamora

105.818,40

107.959,40

8.413

Castilla y León

1.279.587,60

1.305.448,12

102.044

 

Un Plan de la Unión Europea

 

El Plan de ayuda a las personas más necesitadas de la Unión Europea está encuadrado en las medidas de regulación del mercado de productos agroalimentarios de la Política Agrícola Común (PAC).

 

Su objetivo es doble, por un lado poner a disposición de las personas necesitadas, de forma gratuita, alimentos básicos de calidad y, por otro, emplear los excedentes de ciertos productos agrarios en poder de los organismos públicos de intervención de la Unión Europea.

 

Anualmente, dependiendo de la coyuntura de los mercados agrarios y, en particular, del nivel de existencias de productos agrícolas en los organismos de intervención, la Comisión aprueba un plan de distribución en el que el valor de los productos almacenados se emplea para adquirir en el mercado comunitario productos alimenticios de primera necesidad, pero también de calidad, que se ponen a disposición de las personas más necesitadas de la Comunidad.

 

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente desarrolla el Plan de ayuda alimentaria a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), responsable desde 1986 en España de este programa.

 

Este Plan del Gobierno constituye la fuente principal de alimentos destinada a la distribución gratuita en España

 

El Plan de ayuda alimentaria constituye del Gobierno, a través del FEGA-Magrama, es la fuente principal de alimentos destinada a la distribución gratuita en España entre las personas más necesitadas.

 

De hecho, los alimentos procedentes de este Plan suponen el 40% del total de los alimentos distribuidos por los Bancos de Alimentos y el 99% de los repartidos por Cruz Roja Española.

 

Este plan de ayuda alimentaria, que se aplica en nuestro país desde hace 27 años en el marco de la Política Agraria Común, ha sido de una importancia capital para atenuar la penuria alimentaria de muchas familias españolas, especialmente en estos últimos cinco años.

 

El FEGA es el organismo encargado de adquirir los alimentos, y ponerlos a disposición de los Bancos de Alimentos y de Cruz Roja Española.

 

La gama de productos adquiridos se asemeja a la de la campaña anterior, en la que, a los productos básicos como los lácteos y los cereales, en forma de pasta, galletas o cereales infantiles, se añadieron legumbres, aceite de oliva, fruta en conserva y alimentos infantiles.

 

El perfil de las personas que reciben estos alimentos ha ido cambiando a lo largo de estos 27 años. Sin embargo, en la actual situación de crisis económica, el plan atiende a personas de todas las capas sociales.

 

Por otro lado, el Gobierno trabaja en todos los foros comunitarios, para que en el nuevo período de programación presupuestaria 2014-2020 estos planes sigan desempeñando el importante papel que representan para los más necesitados y para toda la sociedad europea.

 

Los objetivos del programa, vinculados al de cohesión social y eliminación de la pobreza, permanecen, e incluso se amplían a aspectos sociales, hasta ahora no contemplados.

 

Por último, el Gobierno valora el esfuerzo de todos los que han intervenido en las 27 ediciones de este Plan. Con su labor han dado ejemplo vivo de una de las facetas más esenciales del servicio público: ayudar a los más necesitados, alto tan consustancial con la vida como es la alimentación.

 

Con ello han contribuido a conservar la salud de millones de personas y a mantener la buena salud colectiva de la sociedad española en su conjunto: su cohesión social.