Avadeco: “No va a haber más consumo porque se abran más horas los comercios”

El presidente de AVADECO, Alejandro García, frente a los micrófonos con otros representantes del comercio en Valladolid. / FOTO: J.P.

La Asociación Vallisoletana de Comercio, afirma que liberalizar horarios “no puede asumirse por los pequeños negocios”.

Continúa la polémica de la declaración de Zona de Gran Afluencia Turística para varias grandes superficies de Valladolid, que supondría su liberalización de horarios, un tema que ya fuera tratado en el Pleno del Ayuntamiento este lunes. AVADECO, con su presidente Alejandro García a la cabeza, ha respondido en nombre de todos los pequeños comerciantes de Valladolid, asegurando que “no por abrir más horas va a haber más consumo”, ya que la intención de los grandes comercios es poder abrir también todos los domingos del año.

 

“No entendemos estas medidas. A día de hoy el consumo de las familias es por necesidad, no porque un domingo salga a comprar por ahí y de forma impulsiva compre algo que no tenía pensado”, ha explicado García. “Abrir más días es asumible por personal para los grandes comercios, pero para los pequeños supone más gasto que beneficio”.

 

Por ahora la parte centro de Valladolid ya ha sido declarada Zona de Gran Afluencia Turística –ZGAT-, mientras que El Corte Inglés del Paseo Zorrilla, Vallsur, Hipercor de Arroyo y Río Shopping están en trámites para hacerlo. Pese a que el Ayuntamiento le ha pedido al primero que no lo haga, precisamente para no perjudicar al pequeño comercio, desde la superficie comercial se ha ignorado la petición del alcalde.

 

“Noventa horas de posible apertura a la semana son más que suficientes, y en todo caso los grandes comercios no abren todas las que tienen permitido en los otros seis días que no son domingo. No entendemos para qué quieren un día más si ahora mismo no abren todas las horas que tienen permitidas”, continuó esgrimiendo el presidente de AVADECO.

 

García también ha hecho referencia a que dicha liberalización de horarios no tiene por qué suponer mejores datos en el futuro. “Lo mejor era haber dejado las cosas como estaban, si acaso mejorando los horarios. En Madrid, donde están liberados desde hace tiempo, el consumo ha bajado un 7% y el empleo ha caído un 3’5%, mientras que en Cataluña, que son más restrictivos, apenas han caído un 1% y un 0’3%”.

 

“Parece mentira que no vean que abrir más no va a ser más rentable. Se sabe perfectamente que la gente, de consumir un festivo, solo lo hace el primero de cada mes por haber recibido la nómina. Parece que es más el orgullo de poder abrir que otra cosa. Además, esta medida podría afectar a la armonía de las familias ya que el domingo es un día normalmente escogido para desarrollarla”, ha seguido explicando García.

 

CENTRO COMERCIAL DE BOLMAYO

 

El presidente de la Asociación Vallisoletana de Comercio ha querido comparar entonces la situación con un hecho parecido, ocurrido hace unos meses en la localidad soriana de Golmayo.

 

“En el mes de mayo la Junta de Castilla y León denegó un mismo permiso para un centro comercial en Golmayo, indicando que la afluencia que tenía el lugar era por motivos comerciales, no turísticos. Se trata de un caso parecido al 99% al que estamos viviendo aquí en Valladolid, pese a ser la de Soria una superficie más humilde que Río Shopping”.

 

García espera que los pequeños comerciantes tengan una esperanza en una situación tan pareja. “A las personas que les explicaba el caso, que les leía el informe de la Junta denegando al centro de Golmayo la Zona de Gran Afluencia Turística sin decirles el nombre, se creían que hablaban del caso de Río Shopping. Es realmente idéntico”, ha argumentado.

 

“Tenemos curiosidad por ver qué argumentos va a poner la Junta para intentar tirar hacia delante este caso. Todo el mundo da por hecho que se va a aprobar el caso de Río, pero está claro que la Junta va a tener que ir con pies de plomo”.

 

Por último, el máximo representante de los comerciantes de Valladolid ha asegurado que “el Ayuntamiento se ha metido en un lío, pese a haber entrado de oficio, porque saben que es perjudicial para la ciudad". También ha añadido que “todavía no han hablado con los sindicatos para tratar el tema”, ya que “prefieren esperar a ver cómo se resuelve”.

Noticias relacionadas