AVADECO: “La imagen de algunas calles comerciales de Valladolid es terrible”

Luis del Hoyo, secretario general de Asociación Vallisoletana de Comerciantes, asegura que el aspecto de algunas calles del centro, con hasta un 30% de locales cerrados, es muy perjudicial para la ciudad.

Es probable que ya lo haya notado cuando pasea por las calles de la zona más céntrica de Valladolid. No es extraño ver varios locales con el cartel de “Se vende”, “Se alquila” o “Se traspasa”, de hecho es tan habitual que hay varios paseos con hasta un 30% de tiendas cerradas, como asegura Luis del Hoyo, secretario general de la Asociación Vallisoletana de Comerciantes (AVADECO).

 

“Se trata de una tendencia desde hace varios años que ha ido aumentado, sobre todo en este último”, explica Del Hoyo. “Desde la Asociación lo vemos como una gran preocupación, está provocando un empobrecimiento comercial de la ciudad. Muchas calles con tantos comercios vacíos es incluso peligroso. Hablamos de un 30, casi un 40% de locales sin ocupar”.

 

La situación se va haciendo realmente terrible para la ciudad, según argumenta el representante de AVADECO. “La imagen de las calles es terrible. Algunas como Nicolás Salmerón, Regalado, Zúñiga, Montero Calvo... Calles que antes tenían un gran dinamismo comercial, ahora se ven desiertas”.

 

Y es que en la crisis no se había visto algo tan claro hasta ahora. La parte más comercial de la ciudad, en la Plaza Mayor y Santiago, tiene un 12% de locales sin ocupar, que va aumentando peligrosamente hasta el 20%, lo que Del Hoyo califica como “una situación dramática”. “Debería hacerse algo más por parte de las administraciones para que esta situación se dé la vuelta”.

 

LA CALLE SANTIAGO, UN REDUCTO

 

A ojos del secretario general, solamente la Calle Santiago conserva el dinamismo comercial, con marcas como Mango o Zara realizando obras para abrir nuevos establecimientos. “Se trata de una pequeña excepción por situación y contexto. Es una calle de referencia para cualquier cadena y tiene dimensiones limitadas. Es una situación preocupante porque no se ve salida, hay tendencia a la baja en las rentas, como es lógico, pero ni con esas rebajas de alquiler la cosa sale adelante”.

 

Ningún comercio –por cierto que los más afectados son los textiles y los de equipamiento del hogar- es excepción a la hora de echar el cierre, todos tienen la espada de Damocles sobre la cabeza, en opinión de Del Hoyo.

 

“Están cerrando pequeños comercios, grandes cadenas, franquicias... De todo. Si uno va por la calle ve que los establecimientos que cierran son indistintamente locales grandes de 500 metros que uno pequeño de 80”, argumenta. “Los establecimientos que están cerrando son muy heterogéneos. Los grandes tardan más en cerrar, lógicamente, pero si uno se fija está afectando a todos. Por dificultades de financiación, de renta, de todo. La apertura de Río Shopping también afecta, por cierto”.

 

¿Cómo se presenta el futuro? ¿Tan negro como el presente? “Mientras la situación de la crisis se mantenga, con miedo del consumidor y los datos de paro tan altos, la cosa está complicadísima. Durante el próximo año la realidad es que el cierre de comercios aumentará, esto es así y no se puede negar”.

 

Y es que a pesar de que alguno dice que empiezan a verse brotes verdes, no es fácil ser optimista en este caso. “Es difícil hacer previsiones, pero no pinta bien. Tanto paro se nota, no tenemos más que noticias de empresas que cierran, como hace poco Metales Extruídos. El tiempo dirá”.

Noticias relacionadas