Auvasa sufrirá una “profunda” reestructuración de tarifas y de líneas el año que viene

La reunión del equipo de Gobierno con los representantes de Auvasa tuvo lugar este lunes por la mañana. A.MINGUEZA

El concejal de Movilidad y Seguridad, Luis Vélez, ha explicado que ambas llevarán cierto tiempo “para hacer las cosas bien” y que "probablemente" la mayoría de gente pagará menos que ahora.

El nuevo equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid sigue moviendo fichas en aspectos relevantes de la ciudad desde su entrada el pasado 13 de junio, y este lunes era el turno de Auvasa. La situación de la empresa municipal de autobuses fue uno de los caballos de batalla de Óscar Puente mientras estuvo en la oposición, y quiere darle un vuelco total ahora que está al mando. Y las novedades no son pocas; pronto, aunque nunca antes del año que viene, habrá una “profunda” reestructuración de precios y de líneas, algo que viene demandado la ciudadanía desde hace tiempo.

 

Así lo explicó el concejal de Movilidad, Luis Vélez, tras la reunión con el consejo de administración. “Estamos trabajando en ello ya”, arrancó el edil. “Era importante ponerlo en marcha cuanto antes para atraer a más gente y evitar la pérdida de usuarios. La reestructuración de líneas es complejo y debe englobar a varios sectores afectados, por lo que puede llevar tiempo”.

 

Efectivamente, el cambio de tarifas y el de líneas se darán probablemente en fechas diferentes, aunque la primera ya se sabe que entrará el próximo 1 de enero. Poco se sabe de ello por ahora, más allá de que los menores de doce años viajarán gratis siempre que vayan acompañados de un adulto. “No me preocupa poner plazo y fecha concretas, me preocupa que lo que hagamos lo hagamos bien y sea un proceso participativo, que sirva para mejorar el servicio”, explicó Vélez. Por ahora poco más se sabe en este sentido.

 

¿Y del cambio de líneas? “Les pido a los ciudadanos que tengan paciencia en los que cambios que pueda haber. Entendemos que hay demandas históricas que pueden estar justificadas, pero por eso pedimos paciencia para cuando pueda entrar el año que viene”.

 

Ambos proyectos, sin duda, están todavía en pañales, aunque parece que el bono mensual podría estar dentro de la planificación. “Tenemos que mirar nuevas formulas que están funcionando en otras ciudades. Hay que ver criterios de otros sectores que podamos atender, quizás un bono mensual para aquellos que usan el bus todos los días. Se trata de facilitar el servicio”.

 

Y la duda que puede tener el lector; ¿esto supondrá una subida de precios? “No tiene por qué, simplemente las tarifas van a cambiar, pero veremos en qué sentido. Lo más seguro es que a muchos sectores les salga más barato de lo que les está saliendo en estos momentos”.

 

Por cierto que la idea es que la tarjeta sin contacto siga siendo la que valga para el autobús, igual que para varios servicios del Ayuntamiento que se irán incorporando poco a poco como el pago de la ORA o para las piscinas municipales.

Noticias relacionadas