Auvasa dejará de ganar 250.000 euros en un año con la entrada del carné para menores de 12 años

TRIBUNA

Estas tarjetas, que entrarán en actividad el 1 de enero, permitirán a los niños viajar gratis si van con un adulto. Desde el Consistorio se estima que el hecho de que dejen de pagar los niños de 4 a 12 años supondrá la mencionada pérdida, que están dispuestos a asumir.

La apuesta del recién entrado equipo de Gobierno es clara. Auvasa debe darse la vuelta como un calcetín, y por tanto son muchos los planes que tiene el alcalde Óscar Puente pensados al respecto, comenzando por una renovación de buses, de líneas y un incremento de usuarios. Los dos primeros puntos, algo más complicados, pretenden hacerse de manera más gradual en el tiempo, pero el tercero es relativamente más fácil. ¿Cómo? Promoviendo el viaje entre los más pequeños de la casa.

 

Para ello el concejal de Movilidad y Seguridad, Luis Vélez, ya anunció hace unas semanas que los menores de doce años viajarán gratis en la empresa de buses municipales, una medida que entrará en vigor el próximo 1 de enero. La pregunta ahora es cómo se llevará cabo esta clasificación para saber quién cumple los requisitos y quién no, aunque el Ayuntamiento tiene clara la solución; un carné como el del jubilado o el Bonojoven.

 

“Va a ser similar a los que ya se usan”, asegura el propio Vélez, quien también ha adelantado que el precio actual del billete, 1’40 euros, se congelará en 2016 para el resto de usuarios. “Será personalizado, solo que con otro color para diferenciarles. Estamos pendientes de concretarlo todavía, pero en principio será muy parecido”.

 

Así las cosas a partir del 1 de enero se empezará a usar ya, si bien el edil invita a “ver los tiempos”, aún sabiendo que esta medida supondrá que Auvasa deje de recaudar unos 250.000 euros en el primer año desde su implantación, por todos aquellos niños de 4 a 12 años que ya no pagarán. “Esperamos que en unas semanas podamos ver ya cómo se va a implantar y cuáles van a ser las características, las condiciones, criterios y demás”, explica, antes de reconocer que no se sabe el número de tarjetas que se encargarán.

 

Será solo otro paso más para Auvasa el próximo año, que se une a la previsión que ha hecho el concejal de incorporar también un bono mensual que siga atrayendo al ciudadano al uso de este transporte. “Los niños de cero a cuatro años ya entraban gratis, pero no se les contabilizaba. El objetivo es que esos usuarios cuenten también, de cero a doce años, aunque deban ir acompañados de una persona mayor”.

 

¿Y eso supondrá un inconveniente para la agilidad al subir al autobús? “No tiene por qué, pero estaremos pendientes también de no generar más trabajo a los conductores, que bastante tienen”, concluye Vélez. ¿Supone esto una revolución positiva para Auvasa que podría traducirse en una mayor implicación vallisoletana? Solo el tiempo lo dirá, a partir del 1 de enero.