Autoescuela San Benito: “Los paganos de la huelga de examinadores son los alumnos y las escuelas"

Andrés Gago, responsable de la autoescuela San Benito. A.MINGUEZA

Andrés Gago, de Autoescuela San Benito, dice que entiende las reivindicaciones de los examiandores pero no comparte sus formas porque el principal damnificado no es la administración sino el alumno.

La huelga que mantienen los examinadores de tráfico desde el pasado 14 de septiembre está afectando en toda España a los alumnos que quieren obtener el permiso de conducir. Andrés Gago, es el propietario de la Autoescuela San Benito. “Pudiera estar de acuerdo con las reivindicaciones que exigen los examinadores, pero no comparto las formas”, explica.

 

“Al final los paganos de la huelga son los alumnos y también las autoescuelas”. Gago explica que el paro de tres horas diarias crea incertidumbre. “Yo convoco a mis alumnos al examen, pero no sabemos si se van a poder examinar” y cuenta un caso práctico: “Esta semana por ejemplo presente la documentación para cuatro alumnos y al final no se pudieron examinar ninguno”.

 

Esto exige que haya que repetir la burocracia y la entrega de papeleo y que los alumnos tengan que esperar en el mejor de los casos una semana para poder optar a la prueba. “Si han pedido día en el trabajo lo pierden, o si estudian tienen que dar por perdidas esas horas”, dice Andrés Gago quien espera que el conflicto entre la administración y los examinadores se solucione, porque los que más lo sufren son los propios alumnos.

 

El propietario de San Benito, una de las autoescuelas más veteranas, no obstante, dice que la relación con los examinadores es “estupenda” pues “convivimos a diario con ellos” y reitera que comprende sus reivindicaciones, pero no entiende “las formas”; ya que los principales damnificados son los que nada tiene que ver en este conflicto. “¿Si un alumno no se examina con qué cara le digo yo que tiene que seguir recibiendo clases una semana más?”, se pregunta Andrés Gago, quien dice que esta huelga también está trastocando los horarios y la planificación de las propias autoescuelas.