Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Aurelio Pérez deja a la deriva la Cámara Agraria de Salamanca con su dimisión

Guillermo González (i) y Aurelio Pérez. en la rueda de prensa (Foto: Chema Díez)

La institución salmantina se queda en un claro vacío de poder tras la dimisión de los altos cargos, dejando el patrimonio de los agricultores y ganaderos en el aire tras no fructificar el acuerdo con el Ayuntamiento de Salamanca.

Cuando parecía que la situación de la Cámara Agraria de Salamanca no podía empeorar, lo ha hecho. Y es que, el presidente de la Cámara Agraria, Aurelio Pérez, junto al vicepresidente, Guillermo González, y el secretario, Raimundo Miguel, han presentado su dimisión este 16 de septiembre, dejando a la deriva a la institución y 'tirados' a los agricultores y ganaderos de la provincia de Salamanca en mitad de una situación de deuda acumulada y en plena crisis del organismo.

 

También han renunciado a su puesto en la Comisión Delegada, igual que el resto de los vocales de UPA-COAG en un encuentro mantenido entre ellos. Esta decisión se ha realizado con un año de retraso como mínimo, pero Pérez insistió en justificar la decisión. "Nosotros creemos que la hemos tomado en el momento adecuado y por el bien de los agricultores y ganaderos de la provincia de Salamanca, con el objetivo de salvar la Feria Agropecuaria", aseguró.

 

De este modo, el patrimonio de la Cámara Agraria queda en el aire por esta renuncia igual que la deuda que tiene la institución, que Pérez cifró para este diario en "100.000 euros", de los que 67.000 corresponden a los trabajadores del organismo que aún no han cobrado lo que se les debe y lo que es peor, se desconoce cuándo se llevará a cabo este pago.

 

Además, el ex presidente de la Cámara Agraria de Salamanca se ha autoproclamado como salvador de la Feria Agropecuaria por su voto en la Institución Ferial de Salamanca (Ifesa), donde mantiene una deuda, "con el único fin de que una institución pública organizase el certamen", alabando a la Diputación Provincial de Salamanca y espetando: "Si alguien quiere organizar esta feria que se presente y gane unas elecciones".

 

No hay que olvidar que el presidente de Asaja Salamanca ya tomó la decisión de dimitir de sus cargos en la Cámara Agraria en junio de 2012 tras la reducción del presupuesto por parte de la Junta que hacía inviable la gestión del patrimonio. Entonces, Aurelio Pérez cogió las riendas de la institución para 'salvar' a la Cámara Agraria mediante una Comisión Gestora hasta la celebración de elecciones que ganó la Alianza UPA-COAG.Tras esta gestión, la deuda ha crecido y el patrimonio de los profesionales está en el aire.

 

Ahora,  y con una institución sin funciones, con una deuda de más de 100.000 euros, trabajadores son cobrar y un patrimonio que puede salir de Salamanca, el presidente Aurelio Pérez dimite dejando un vacío de poder tras no fructificar un acuerdo con el Ayuntamiento.

 

Éste se basaba en la creación de una biblioteca agraria (empeño de Pérez), la cesión de los locales para los profesionales y un local para Cruz Roja, además de una serie de ventajas para los profesionales a la hora de adquirir pisos de protección oficial y asesoramiento por parte del Ayuntamiento de Salamanca.

Noticias relacionadas