Audi Q5: evolución tecnológica

Tras el éxito comercial de la primera generación, la firma alemana presenta el nuevo Q5 para mantenerse en lo más alto en la lista de ventas. Su andadura comercial comenzará a principios de 2017.


 

Manteniendo el mismo estilo de su predecesor, el nuevo Q5 mantiene todas las virtudes del primer modelo, en el que el equilibrio era la nota predominante. Ahora, siguiendo la línea marcada por cada modelo que sale al mercado, el SUV de Audi mejora en materia de conectividad, eficiencia y sistemas de ayuda a la conducción.

 

Por fuera, el Q5 mantiene su apariencia deportiva, gracias a su escultural parrilla y aerodinámica silueta. Además, para mejorar su alumbrado y también su estética, el renovado modelo dispone de faros LED o de la tecnología Matrix LED con intermitentes dinámicos.

 

Si hablamos de sus dimensiones, el aumento de tamaño logra imponerse; ahora mide 4,66 de largo, 1,89 de ancho y 1,66 de alto. Pero lo más importante, es que se ha reducido el peso hasta en 90 kg, gracias a la aplicación de aluminio y aceros de alta resistencia.

 

Gracias a la ganancia en tamaño de la carrocería, el interior se ve beneficiado para ofrecer mayor habitabilidad para sus cinco ocupantes. El maletero también ofrece un mayor volumen, que varía, en condiciones normales, entre los 550 y los 610 litros, una cifra que varía en función de la posición en longitud del asiento trasero. Cuando el respaldo del asiento está abatido, la capacidad de carga aumenta hasta los 1.550 litros.

 

El interior, que a buen seguro superará a su predecesor en calidad de materiales y acabados, ofrece una nueva luz ambiental para la atmosfera del habitáculo. Además, tampoco falta un cuadro de instrumentos virtual, un sistema  head up display que proyecta la información clave sobre el parabrisas y una pantalla multifunción de 8,3 pulgadas para controlar la casi totalidad de todos las funciones del vehículo.

 

El sistema de navegación también evoluciona para ser más inteligente, ya que aprende las rutas y los destinos que el conductor selecciona habitualmente. Asimismo, el nuevo Q5 incorpora conexión de alta velocidad 4G y un punto de acceso Wi-Fi que permite a los pasajeros conectarse y navegar hasta con ocho dispositivos móviles.

 

El modelo alemán también incorpora lo último en cuanto ayudas a la conducción se refiere. De esta forma, el nuevo Q5 incorpora elementos como el asistente de conducción en atascos, el asistente para mantener el vehículo correctamente en su carril, el control de crucero adaptativo y un dispositivo que advierte de la presencia de peatones y de vehículos y el sistema de reconocimiento de señales de tráfico.

 

La gama de motores se articula en cuatro motores Diesel y uno de gasolina. La potencia aumenta hasta en 27 CV, con consumos de combustible significativamente menores. La oferta Diesel está formada por un 2.0 TDI con variantes de potencia de 150 CV, 163 CV y 190 CV, y un 3.0 TDI de 286 CV. La gama de gasolina se centra en una única mecánica 2.0 TFSI de 252 CV.

 

El chasis está desarrollado sobre una suspensión de nuevo desarrollo con cinco brazos y en el nuevo sistema de dirección asistida electromecánica. Opcionalmente, se puede adquirir una dirección dinámica que varía su desmultiplicación en función de la velocidad y del ángulo de giro del volante.

 

El chasis puede tener amortiguación controlada electrónicamente para regular el tarado de los amortiguadores y variar la altura de la carrocería en cinco etapas.

 

El nuevo Audi Q5, que se fabrica en la nueva factoría de Audi en México, llegará a los concesionarios en Alemania y en otros países europeos a principios de 2017. El precio base en España para el inicio de la comercialización del Audi Q5 2.0 TDI 163 CV quattro S tronic será de 46.800 euros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: