Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Atlético: Solo vale ganar, ganar y ganar

Griezmann en el partido ante el PSV

Los rojiblancos buscan aprovechar su momento para superar el obstáculo del PSV con la amenaza del peligroso 0-0.

 

POSIBLES ALINEACIONES

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Juanfran, Godín, Giménez, Filipe Luis; Koke, Gabi, Saúl, Carrasco; Griezmann y Torres.

PSV EINDHOVEN: Zoet; Arias, Bruma, Moreno, Willems; Van Ginkel, Guardado, Pröpper; Locadia, De Jong y Narsingh.

ÁRBITRO: Mark Clattenburg (ING).

ESTADIO: Vicente Calderón.

HORA: 20.45/Antena 3.

El Atlético de Madrid tratará de clasificarse este martes por tercer año consecutivo para los cuartos de final de la Liga de Campeones, objetivo para lo que sólo le vale derrotar en el Vicente Calderón (20.45 horas/Antena 3) a un PSV Eindhoven holandés que espera poder jugar con el siempre engañoso 0-0 que se trajo de la ida.

Los rojiblancos quieren alargar su sueño en la 'Champions', donde tienen puestas muchas esperanzas, e instalarse entre los ocho mejores del Viejo Continente, pero para ello debe evitar experiencias pasadas con el marcador con el que afrontará la vuelta en su fortín del Vicente Calderón donde bajo el mando de Diego Pablo Simeone sólo han sido capaces de ganar a nivel continental el Rubin Kazán y el Benfica.

'Maestro' a doble partido desde la llegada del 'Cholo', el equipo colchonero, sin embargo, no ha sabido gestionar recientemente dos empates sin goles en eliminatorias. El año pasado, cayó en los cuartos ante el Real Madrid tras firmarlo en la ida en el Calderón, y, más reciente, esta campaña no pudo con el Celta en los octavos de la Copa del Rey, perdiendo la vuelta en su feudo por 2-3.

A esto se aferra un PSV, superado el mes pasado en su estadio por el Atlético de Madrid, pero que aguantó sin encajar pese a jugar con diez el tramo final de choque y que ahora además recupera a su goleador Luuk de Jong en busca de dar la sorpresa, objetivo que sabe que pasa por marcar.

El equipo madrileño ya sufrió mucho la pasada campaña en su primer cruce continental ante el Bayer Leverkusen, al que derrotó por penaltis, y ahora quiere menos tensión para estar en el bombo del viernes, por lo que apela a su buen momento de forma y a la paulatina mejoría ofensiva respecto al partido del Phillips Stadion.

Así, a finales de febrero, el Atlético retornaba a la 'Champions' acuciado por una sequía goleadora, personificada en Antoine Griezmann, pero las cosas han cambiado en todos los aspectos. Ante el Deportivo de La Coruña sumó su cuarta victoria consecutiva liguera, con diez goles en total marcados y con el francés de nuevo en sintonía marcando en todos los partidos de la racha.

El acierto del 'pichichi' del equipo se antoja clave para derribar el sistema defensivo de los de Philipp Cocu y para ello, a diferencia de la ida, Simeone también cuenta ya con la velocidad de Yannick Carrasco, por lo que debe decidir el acompañante del goleador y del belga, papel que parece reservado para Fernando Torres, aunque este sale de una pequeña lesión de tobillo.

No se prevén más cambios en el once del conjunto rojiblanco que tiene a Saúl Ñíguez en un gran momento de forma también, lo que parece que cierra las puertas ahora a Augusto Fernández, aunque el argentino podría jugar en busca de más contención defensiva y uno de los tres atacantes sacrificado.

EL PSV SE AGARRA A DE JONGH

El Atlético sólo ha permitido marcar en el Calderón en la Liga de Campeones a Zenit, Milan y Benfica, este último el único capaz de hacer más de un gol en los tres últimos años. Los aficionados rojiblancos no ven a un rival marcar en su estadio en eliminatorias de la competición desde que lo hiciese Kaká hace dos años en octavos.

Es decir, ni Barcelona, ni Chelsea, ni Leverkusen ni Real Madrid han conseguido hacer gol y ese es el reto al que se enfrenta un PSV, que jugará principalmente con el resultado y con la importancia de saber que sus goles pueden hacer mucho daño.

Esta situación puede modificar la habitual actitud ofensiva de los de Cocu que, sin embargo, tampoco pudo resquebrajar el sistema defensivo de su rival en la ida, pero que ahora contará con el aval de la vuelta de su gran goleador, Luuk de Jong. El delantero fue el encargado de salvar un punto ante el Heerenveen el pasado fin de semana donde el campeón de Europa de 1988 pensó seguramente más en su visita al Calderón y donde su portero Jeroen Zoet encajó su primer gol en 603 minutos entre todas las competiciones, muestra de su buena capacidad defensiva.

De Jong lleva ya una veintena de goles, pero también es cierto que no ha estado demasiado prolífico en la competición continental donde sólo ha anotado dos hasta el momento. De todos modos, su presencia dota de mayor poder ofensivo a un PSV que no podrá contar arriba con el sancionado Gastón Pereiro y que a domicilio en la fase de grupos sólo arañó un punto, aunque en un escenario de nivel como Old Trafford.