Ataque frontal de Podemos Valladolid a los tres concejales de Sí Se Puede por su salida del Consejo Ciudadano

Los concejales de Sí se puede en el Ayuntamiento, Héctor Gallego, Charo Chávez y Gloria Reguera. A.MINGUEZA

El partido matriz lo considera una "irresponsabilidad" y compara la actuación de los tres ediles dimitidos con las "políticas absolutistas" de Javier León de la Riva. 

No hay tregua en Podemos Valladolid con la relación atormentada que mantiene con los tres concejales del partido instrumental Sí se Puede Valladolid, que han decidido dimitir del Consejo Ciudadano Municipal desatando un nuevo ataque a su decisión según reconoce Podemos en una nota enviada a este periódico. "Pese a respetar las dimisiones de los tres cargos electos, consideramos de una enorme irresponsabilidad el abandono de la ejecutiva local del partido en vísperas de unas elecciones generales cruciales para Podemos y para el futuro de nuestro país. Laminar las ejecutivas territoriales del partido para enrocarse en pequeños feudos locales no ayudará a la campaña que Podemos necesita", dice este texto que no repara en más acusaciones. 

 

"Calificamos las dimisiones como una falta de respeto a la decisión que votó la Asamblea Ciudadana de Valladolid, negándose a la desvinculación entre Podemos y Sí Se Puede Valladolid. Estas dimisiones obedecen al empeño de las tres personas electas por Sí Se Puede de desligarse de todo control ético y político, para hacer y deshacer a sus anchas. Reiteramos que mientras sigan siendo miembros de Podemos están obligados por Reglamento estatal a dicho control y fiscalización de su labor política por parte del Consejo Ciudadano Municipal, así como del cumplimiento escrupuloso del Código Ético del partido", añade el partido en su escrito.

 

Las críticas se recrudecen cuando Podemos compara la actuación de sus tres concejales con otras formas de hacer política muy distanciadas ideológicamente de sus posturalados al referirse directamente al ex alcalde vallisoletano Javier León de la Riva. "Censuramos la utilización personalista de la ciudadanía que votó a Sí Se Puede Valladolid el pasado 24 de mayo, pues es una burda patrimonialización de esos votos por parte de los electos. En dicha candidatura participaron muchas más personas aparte de los tres concejales, votando la gente a un proyecto, no a tres caras. Recordamos además, que escudarse haciendo referencia a las personas que en su día votaron es el mismo argumento que utilizaba León de la Riva para sus políticas absolutistas".  

 

Noticias relacionadas