Asociación para la Defensa de los Animales pide al Gobierno que proteger la salud sea el pilar de la ganadería ecológica

Ganadería ecológica
La Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA) ha pedido al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) que la protección de la salud y el bienestar de los animales se convierta en el "pilar central" de la nueva ganadería ecológica.
MADRID, 3 (EUROPA PRESS)



La ONG ha explicado este viernes que la Comisión Europea (CE) está revisando la legislación vigente en esta materia. "Según la información de la que se dispone, los cambios fallan en aspectos básicos como la necesidad de reducir la densidad de los animales en las explotaciones y el transporte de animales vivos", ha precisado.

El portavoz de ANDA, Alberto Díez, ha declarado que "cuando el consumidor opta por productos ecológicos, imagina vacas pastando y cerdos en el barro y animales en libertad, pero la realidad es que hoy por hoy el trato digno a los animales no está incluido dentro de las obligaciones para los productores".

En este sentido, la asociación solicita que los productos que obtengan la calificación de ecológicos "deban cumplir con ciertas características que beneficien de forma real al medio ambiente y los animales, más allá de restringir el uso de químicos y el exceso de antibióticos".

"Entre estas se encuentra la necesidad de criar razas autóctonas, mejor adaptadas a las condiciones climáticas de cada región, asegurar el acceso al aire libre a los animales, prohibir el confinamiento en jaulas estrechas de los terneros y las cerdas parideras, así como las mutilaciones, especialmente aquellas que tienen lugar sin anestesia como la castración de cerdos", ha detallado.

Para ANDA, es "básico reducir el transporte de animales vivos a larga distancia, cambiándolo por el traslado de la carne, y terminar con las excepciones a los métodos de sacrificio crueles que permiten dar muerte sin previo aturdimiento".

Por último, considera "importante" prestar atención al campo de la acuicultura y mejorar las condiciones de vida para los peces criados en piscifactorías, así como para otros animales "para los que no existen prácticamente normas de alojamiento, como los conejos".