Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Así es la Xbox One X, con 4K nativo y con una potencia nunca vista

Microsoft ha hecho acto de presencia este domingo en el E3 que se celebra en Los Ángeles, Estados Unidos. Entre las diferentes novedades presentadas, la compañía de Redmond ha anunciado de forma oficial su producto estrella, el hasta ahora conocido como ‘Project Scorpio’: la nueva Xbox One X.
 

Las especificaciones de la videoconsola no eran un secreto; la propia compañía decidió revelarlas el pasado 6 de abril, apodando al dispositivo como la consola “más potente” y “más pequeña” diseñada hasta la fecha.

 

Su hardware destaca por apostar por el 4K nativo y el contenido de realidad virtual, por tener 12 GB de memoria RAM y una CPU de ocho núcleos.

 

La que es la competencia directa de la PS4 Pro no se deja nada en el tintero y a continuación recopilamos todos los datos que tienes que conocer, incluido el precio y su fecha de lanzamiento. Esta es la nueva Xbox One X, con 4K nativo y con una potencia nunca vista.
 

TODO SOBRE EL APARTADO TÉCNICO

 

Por si todavía tienes dudas, no, no es una nueva generación de videoconsolas, sino una versión más potente de la Xbox One. El hardware cuenta con 6 teraflops de potencia, 1,8 más que su rival, la PS4 Pro. Esto sirve para poder mover un software mucho más exigente, permitiendo que los juegos se ejecuten con más soltura, con mejores gráficos y con más estabilidad en lo que a imágenes por segundo se refiere.

 

La Xbox One X es capaz de hacer funcionar títulos con resolución 4K nativa a 60 fps (resolución, ‘assets’ y texturas). En la conferencia de Electronic Arts del sábado ya se pudo ver la calidad gráfica del modo historia de Madden NFL 18 en esta consola y Microsoft no se ha dejado nada en el tintero mostrando otros títulos esperados para su plataforma, como Forza Motorsport 7 en 4K nativo y 60fps, Metro Exodus en 4K y Assassin’s Creed: Origins también en 4K.

 

La mejora gráfica, por tanto, es notable. En la conferencia del E3 también han señalado que aunque no se cuente con un monitor capaz de reproducir contenido en 4K, todos los usuarios notarán la diferencia: la consola tiene un sistema de ‘supersampling’ que emite los juegos en 4K y los rescala a 1080p, permitiendo que los monitores Full HD ganen visualmente.

 

La CPU cuenta con ocho núcleos a 2,3 GHz creados a medida para la consola, lo que se traduce en que la CPU es un 31% más rápida que la correspondiente a la Xbox One. La GPU tiene 40 unidades de computación a 1172 MHz; el ancho de banda de memoria del dispositivo es de 326 GB/s, tiene un disco duro de 1TB de 2,5 pulgadas, 12 GB de memoria RAM GDDR5 a 6,8 GHz (8GB destinados puramente para los juegos) y una interfaz de memoria de 12 canales de 32 bits.



A LA VENTA EL 7 DE NOVIEMBRE DE 2017

 

La “videoconsola más pequeña” de Microsoft tiene fecha de salida: 7 de noviembre de 2017 para todo el mundo. El diseño mostrado en la presentación sigue las líneas de la Xbox One y la Xbox One S, con una estética rectangular de bordes totalmente cuadrados; la diferencia fundamental con estos modelos es el tamaño: modelo tras modelo la compañía de Redmond ha ido menguando el tamaño de su dispositivo y la Xbox One X no ha sido una excepción a toda la potencia que incorpora.

 

Un dato interesante a destacar es que el aparato cuenta con compatibilidad con todos los juegos y accesorios que hay actualmente para Xbox (oficiales y de terceros), algo ideal para quienes ya cuentan con una Xbox One. Además, la compatibilidad de juegos no solo se extiende a la Xbox One, sino también a la Xbox 360 y a la Xbox original.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: