Asesinan en Ceuta a un conocido narcotraficante a los pocos días de regresar de un destierro judicial de cinco años

Uno o varios desconocidos han acabado a tiros a las 1.30 horas de este miércoles en pleno centro de Ceuta con la vida de Mustafa Ahmed Abdeselam, alias 'Tafa Sodia', de 39 años, al que la Policía presentaba desde hace 15 años como supuesto "cabecilla de un grupo de narcotraficantes y extorsionadores" local.

La víctima recibió varios disparos, al menos uno de ellos en la cabeza, cuando paseaba con su familia por el Paseo de La Marina, donde están instalados los primeros puestos de la Feria ceutí, según testigos presenciales a manos de dos sujetos que fingían estar haciendo deporte.


'Tafa Sodia' fue trasladado a la península en helicóptero a finales de junio de 2008, cuando el Supremo ejecutó la sentencia (la única firme en su contra) de cinco años de destierro a la que le condenó por los delitos de obstrucción a la Justicia y amenazas en relación con el asesinato de un joven apodado 'El Kimbi' en 1999 en la barriada del Príncipe Alfonso, de la que es oriundo.

La víctima, a la que el Alto Tribunal absolvió entonces de la condena de asesinato en calidad de inductor por la que le había sentenciado la Audiencia Provincial de Cádiz, había regresado "hace unos días" a su ciudad natal, en la que no había podido vivir ni visitar durante el último lustro salvo para testificar en diferentes procesos judiciales.

Durante los últimos tres años, 'Tafa Sodia' había vuelto a aparecer asiduamente las páginas de Sucesos de los medios de comunicación a cuenta de las acusaciones vertidas contra él por un carnicero del Príncipe que le señalaba como inductor de los múltiples episodios violentos con armas de fuego sufridos por él mismo, su entorno y sus propiedades, incidentes que también han involucrado a familiares directos del ahora asesinado.

A finales de 2011, Mustafa Ahmed fue detenido en la Costa del Sol, donde había establecido su residencia, en el marco de una operación policial con la que se pretendía "descabezar" y "desmantelar" una trama ligada al tráfico de estupefacientes y de armas. "Se ha equivocado muchas veces en la vida, pero no es el mafioso que la gente dice", aseguró su padre en declaraciones al diario 'El País' hace tres años.