Asaja y el Banco de Alimentos de Salamanca: reivindicación y solidaridad con la patata como protagonista

Apretón de manos entre el presidente de Asaja Luis Ángel Cabezas (i) y el del Banco de Alimentos, Godofreo García (Foto: Sara Bayón)

La organización agraria dona 5.000 kilos del tubérculo por excelencia para que 14.000 familias se beneficien de una ayuda de un sector en una crisis galopante.

La organización agraria Asaja Salamanca, con la colaboración de la cooperativa Aranpino, ha donado 5.000 kilos de patatas al Banco de Alimentos, con el fin de paliar las necesidades de 14.000 familias que se encuentran en serias dificultades económicas.

 

Así lo han indicado tanto el presidente provincial de Asaja, Luis Ángel Cabezas, como el del Banco de Alimentos, Godofreo García, que han llevado a cabo un acto de entrega de las 5 toneladas del tubérculo por excelencia en la sede de este colectivo en Mercasalamanca.

 

(Foto: Sara Bayón)

 

"Lo que hemos querido con esta donación es unir reivindicación y solidaridad", destacó Luis Ángel Cabezas, quien explicó ambos términos. "En primer lugar reivindicación porque el precio de la patata es bajísimo y los agricultores están perdiendo mucho dinero, 2.000 euros por hectárea los que pueden arrancar y 4.000 euros los que dejan el cultivo en la tierra. No hay una demanda real de patata".

 

Pero lo importante hoy es el segundo apartado, la solidaridad. "Vemos que va a quedar mucha patata en la tierra y ante esta situación crítica para los agricultores, nos damos cuenta que hay mucha gente que pasa hambre y necesidad y por eso hemos optado por hacer esta aportación de cinco toneladas de patatas (Aranpino ha envasado y aportado las patatas) para ayudar al Banco de Alimentos y facilitarle las cosas y agradecer su labor los 365 días del año", concluyó Cabezas.

 

Miembros de Asaja y del Banco de Alimentos, en el acto de entrega de las 5 toneladas de patata (Foto: Sara Bayón)

 

Por su parte, Godofreo García hizo hincapié en su agradecimineto por este detalle con el Banco de Alimentos "por el excedente de patatas y que lo canalicen a través de este organismo es positivo. En lugar de repartirlos en plazas u otros lugares a gente que no lo necesita, es muy positivo que llegue a gente con mucha necesidad".

 

Se trata de un "detalle solidario muy bonito que le agrradecemos y las 14.000 pefamilias que dependen de nosotros aún más; no tocan a mucha cantidad pero hay que agradecerlo mucho porque es el inicio de una relación entre Asaja y el Banco de Alimentos. Cuando me lo dijeron me hizo mucha ilusión y ojalá en breve vengan más patatas porque no deben quedarse en la tierra cuando no hay necesidad".

 

(Foto: Sara Bayón)

 

Por otro lado, el presidente provincial de Asaja, Luis Ángel Cabezas indicó que están haciendo movimientos reivindicativos para defender "fiscalmente a los agricultores y buscando del Fondo de Garantía Agrario, una parte vaya para la patata en una situación muy delicada", concluyó.