Asaja Salamanca pide a Medio Ambiente el adelanto de la poda del fresno y el roble

El actual periodo de sequía y olas de calor que está sufriendo la provincia de Salamanca está afectando de manera muy significativa al sector de la ganadería.

ASAJA Salamanca ha solicitado hoy al Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León que se adelante al 15 de agosto el permiso para poder podar el fresno, y al 1 de septiembre para el roble ante las circunstancias especiales que acompañan al año ganadero en la provincia.

 

El actual periodo de sequía y olas de calor que está sufriendo la provincia de Salamanca está afectando de manera muy significativa al sector de la ganadería. En primer lugar, la ausencia de lluvias durante la primavera provocó una importante escasez de pasto en las explotaciones ganaderas salmantinas. A esa circunstancia se unen las constantes olas de calor que estamos sufriendo durante los meses de junio y julio.

 

Ambas circunstancias, y tal y como indican desde Asaja Salamanca, han provocado que algunas especies arbóreas, como el fresno o el roble, que tradicionalmente son utilizadas por los ganaderos como un recurso alimenticio más para los animales de las explotaciones de extensivo, "estén viviendo en estos momentos un stress hídrico importante, cuya principal consecuencia será el anticipo en la pérdida de hojas".

 

            Por ese motivo, ASAJA Salamanca considera que es necesario un adelanto en las fechas de olivo para el fresno y el roble, con el objeto de favorecer el aprovechamiento de un recurso natural, como son las hojas de estos dos árboles, por parte del ganado en un momento en el que todavía mantienen sus propiedades nutricionales y un aspecto apetecible para los animales.

 

Además, los propios árboles se beneficiarán de esta acción de limpieza de cara a un mejor crecimiento en la próxima primavera, tal y como demuestran algunos estudios.