Asaja manifesta su malestar ante el acoso de UPA-COAG y UCCL a su labor como organización agraria

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores celebra que las dos OPAS se hayan desenmascarado y muestren abiertamente que su lucha no es por el campo, si no contra esta organización y el trabajo que desarrolla en la provincia. 

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores  de Ávila considera que tanto la Alianza UPA-COAG como UCCL por fin se han quitado por fin la careta de forma pública y reconocen, con sus declaraciones y sus actos, que su principal objetivo es criticar tanto a ASAJA como a sus dirigentes y al trabajo que realizan sus servicios técnicos, en una estrategia de enfrentamiento permanente que parece perseguir el deterioro de las relaciones institucionales entre las organizaciones agrarias, lo cual es altamente perjudicial para los intereses del sector. 

 

ASAJA de Ávila no comprende las críticas de estas dos organizaciones hacia esta OPA y no entiende que usen cualquier excusa –bien sea una manifestación o una serie de charlas por la provincia- para arremeter contra esta asociación agraria, que prefiere centrarse en defender a agricultores y ganaderos y dar respuesta a sus necesidades.  

 

La semana pasada, en la reunión que celebraron todas las OPAS con el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Valladolid para hablar del lobo, tanto UPA-COAG como UCCL se mostraron de acuerdo con las medidas adoptadas por el momento para controlar la población de cánidos salvajes, sin mostrar peros ni desacuerdos. 

 

No es de recibo, por tanto, que UPA-COAG y UCCL digan una cosa en la mesa de negociación y la contraria ante los medios de comunicación y los ganaderos, a los que generan falsas expectativas y engañan de forma manifiesta. ASAJA lleva años trabajando en la búsqueda de soluciones a los problemas que genera el lobo en la ganadería abulense, adoptando medidas de protección para el ganadero en el marco de la legalidad.  

 

A juicio de ASAJA, sería mucho más productivo y beneficioso para los ganaderos que dedicaran sus esfuerzos y recursos en trabajar en soluciones y no en montar algaradas con intenciones políticas. Esta organización siempre estará al lado del sentido común y de la razón, no al lado o enfrente de nadie.  

 

Con esta actitud es evidente que ni UPA-COAG ni UCCL buscan la unidad del campo, sino que persiguen el enfrentamiento entre las OPAS. Por el contrario, ASAJA prefiere invertir sus esfuerzos, sus recursos y su personal en la búsqueda de soluciones para los muchos problemas que tiene nuestro sector, y considera que flaco favor se hace a los agricultores y ganaderos la politización constante de cualquier asunto agrario.  

 

No es la primera vez que ambas OPAS usan estas artimañas para intentar desacreditar la labor y el servicio técnico y profesional que presta ASAJA a los ganaderos y agricultores de la provincia. Es triste que en los últimos años ambas organizaciones se hayan convertido en instrumentos de lucha política y de confrontación, difamando a ASAJA, a sus dirigentes y trabajadores, y no en verdaderos representantes de los intereses del sector.