Asaja llama a la movilización contra el 'tarifazo eléctrico' y su repercusión en el regadío

El objetivo de esta movilización es exigir la urgente revisión de las tarifas de la energía eléctrica para riego.

Los responsables de Asaja en Castilla y León han llamado a sus socios  a participar en la movilización convocada por las comunidades de regantes para el próximo 20 de febrero en contra de los "elevados" precios de la electricidad y su repercusión en las tarifas de riego.

  

El objetivo de esta movilización es exigir la urgente revisión de las tarifas de la energía eléctrica para riego, que se pueda contratar la potencia para la campaña y darla de baja cuando se terminan las labores de riego y pedir normas para que de verdad haya una libre competencia en el mercado. También pedirán la revisión a la baja del IVA que se aplica a esta fuente de energía.

  

Según ha cuestionado Asaja en un comunicado de prensa recogido por Europa Press, muchas de estas subidas, en particular la experimentada el pasado verano aplicada al 'término potencia', "no responden tan siquiera a razones de mercado, sino a decisiones políticas".

  

Asaja ha explicado que la tarifa eléctrica es uno de los costes que más inciden en las cuenta de resultados de las explotaciones agrarias, fundamentalmente para la agricultura de riego por aspersión, tanto en captación por sondeo como procedente de aguas superficiales, y ha añadido que también son un coste "muy a tener en cuenta" en explotaciones ganaderas, sobre todo en las de producción de leche.

  

"Los costes del regadío son un elemento diferencial de nuestra agricultura respecto a la del resto de competidores europeos, donde el clima más húmedo permite prescindir de esta práctica agronómica", han precisado desde Asaja.

  

Los responsables de Asaja han advertido de que cualquier incremento de los costes y, en particular, el de la energía eléctrica, colocan a los productos de Castilla y León en una "situación de desventaja competitiva", que puede acabar con "producciones tan emblemáticas" como la de la remolacha.

  

"No hay que olvidar que la mayoría de los agricultores de regadío han efectuado fuertes inversiones que están amortizando, como también están amortizando mediante el pago anual de tarifas y cánones todas las obras públicas de regadío que ejecutan las administraciones", han recordado desde Asaja.