Asaja destaca la incorporación de 1.000 jóvenes al campo y lamenta el retraso en el pago de los 270 millones del PDR

Dujo subraya que la quema controlada de rastrojos es una medida "buena y barata" para prevenir las plagas de topillos.

El presidente de la organización agraria Asaja de Castilla y León, Donaciano Dujo, ha destacado como uno de los aspectos más positivos del año 2013 la incorporación de 1.000 jóvenes a la actividad agrícola y ganadera, lo que supone aproximadamente el doble que la cifra de los últimos años, y, por el contrario, ha reiterado las críticas al Ministerio de Agricultura y Ganadería por la demora en su aportación al pago de los planes de Desarrollo Rural (PDR), que provoca que aún estén pendientes de llegar 46 millones de la convocatoria 2012 y 230 de 2013.

 

Dujo ha realizado un balance del ejercicio que concluye, de las evoluciones de las distintas explotaciones agrícolas y de la situación de la ganadería, una actividad que por primera vez en los últimos años va a superar a la agricultura en aportación al producto interior bruto y también se ha pronunciado sobre aspectos presupuestarios, como las cuentas de la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León, y la negociación de la Política Agrícola Común (PAC) para el periodo 2014-2020.

 

En este encuentro con la prensa, el representante agrario también ha centrado las líneas de trabajo de Asaja para 2014 en la "pelea" por unas condiciones sociales y económicas mejores para el futuro del campo, a través de las reivindicaciones de "mejores precios", unos costes de producción "más bajos", una apuesta clara por el Desarrollo Rural, con un programa propio y que desarrolle infraestructuras, y un plan estratégico para el sector ganadero.

 

Donaciano Dujo ha destacado como uno de los principales aspectos positivos del año la incorporación de unos 1.000 jóvenes al sector agrícola en Castilla y León, lo que supone duplicar la llegada de nuevos agricultores de los últimos años, una cifra que, en todo caso, es a su juicio "la justa medida" de la renovación, porque ha recordado que cada año se jubilan unos 2.500 agricultores en activo. De los jóvenes incorporados, ha subrayado, más de 400, lo han hecho "a través" de Asaja.

 

El presidente de la OPA ha justificado este incremento de los jóvenes que pasan a dedicarse a la agricultura y la ganadería principalmente en que anteriormente tenían la posibilidad de incorporarse a "sectores con burbuja, en los que era muy fácil ganar 1.200 euros al mes", algo que ahora "no existe", y que les ha hecho ver que la explotación de sus familias puede ser un "medio de vida digna".

 

En cambio, entre los aspectos más negativos ha citado la problemática con las ayudas del Plan de Desarrollo Rural, de las que los agricultores y ganaderos de la región aún tienen que recibir 46 millones de euros correspondientes a lo solicitado y concedido en 2012 debido a que, ha recordado, "por una precariedad económica" y una "mala" gestión presupuestaria, el Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación no ha aportado aún el 25 por ciento que le corresponde, mientras que la Unión Europea que contribuye con el 50 por ciento y la Junta, con otro 25 por ciento, "dicen que lo tienen preparado".

 

En este sentido, ha apostillado que, si hasta hace pocos años "era costumbre" que los agricultores y ganaderos cobraran estas ayudas, destinadas entre otros aspectos a la mejora de explotaciones o a la incorporación de jóvenes al sector, en el mismo año que la solicitaban, actualmente siguen pendientes esos 46 millones de 2012, más los 230 millones solicitados a los PDR en 2013.

 

COSECHAS

 

Entre las producciones de 2013, Donaciano Dujo ha calificado de "buena" la cosecha de cereal, con 1,9 millones de hectáreas sembradas que han producido 7,45 millones de toneladas, lo que supone un rendimiento de 3.900 kilogramos por hectárea. El buen rendimiento se ha visto afectado por la nota negativa de la bajada del precio en un 30 por ciento con respecto al año anterior, lo que ha llevado a que el resultado económico haya sido "el mismo" que en 2012 pese a que la producción fue sensiblemente menor.

 

 Otro problema de los cultivos herbáceos han sido las "reiteradas" presencias de "plagas y enfermedades" en distintos puntos de la Comunidad, al tiempo que ha advertido de la "preocupación" por los indicios del incremento de la población de topillos. En este sentido, ha reiterado que la quema controlada de rastrojos es "una solución buena, barata y que puede mejorar la producción".

 

En otros cultivos, ha apuntado que la remolacha mantiene la tendencia de la merma de superficie, que ha pasado en dos años de 30.000 a 23.000 hectáreas de siembra. No obstante, ha destacado que la campaña 2012/2013 de este producto reflejó un rendimiento de 108 toneladas por hectárea, "el mejor de España y de Europa lo que le ha llevado a afirmar que "nadie produce tanto azúcar como Castilla y León", y a reivindicar un incremento de las cuotas de producción y del sistema de ayudas para que sea "más justo".

 

Asimismo, ha apuntado que la patata aportó 860.000 toneladas, con unos precios que "no llegaron a las barbaridades" que se fijaron en otras comunidades autónomas, mientras que las denominaciones de origen vitivinícolas se recogieron 212 millones de kilogramos de uva, con el apunte negativo de "algunos problemas de podredumbre" a causa de las lluvias.

 

En el sector ganadero, Dujo ha destacado especialmente el descenso del número de producciones y la mejora del precio en el sector lácteo, pues el paso del litro de 0,33 a 0,38 euros supone una buena noticia después de "años de ruina", si bien ha advertido de que no se debe "lanzar las campanas al vuelo". Por el lado negativo, ha citado el hecho de que la caída de precios en el cereal no se ha reflejado totalmente en los piensos, pese a lo cual los costes de producción de 2013 han sido menores.

 

Asimismo, ha fijado su atención en los problemas de saneamiento ganadero que, por el cambio de política de adjudicación administrativa, supuso el inicio tardío de la campaña. A este respecto, Asaja ha insistido en que las actuaciones necesarias se lleven a cabo por veterinarios oficiales y no por empresas contratadas, mientras que ha reclamado más atención a la fauna salvaje, pues considera que "la mayoría de la positividad" proviene de animales no ganaderos y se podría solucionar con saneamientos y sacrificios.

 

PRESUPUESTO DE LA JUNTA

 

En cuanto al presupuesto de la Consejería de Agricultura y Ganadería para 2014, Dujo ha vuelto a calificarlo de "totalmente insuficiente e injusto" con el sector, porque sólo dedica a inversiones y ayudas un total de "240 millones de euros", lo que supone un 54 por ciento menos de lo destinado en el ejercicio 2009. Esto influye, en opinión del representante agrario, en la situación problemática de los seguros agrarios.

 

Por otro lado, ha insistido en las reclamaciones para la negociación de los "últimos grandes flecos" de la PAC 2014-2020, pues ha advertido de que son "los más importantes" y pueden "afectar y cambiar la figura del agricultor a título principal". Por ello, ha incidido en que "si España mantiene el presupuesto, Castilla y León tendrá la misma cantidad", en que las ayudas se destinen "a la producción de alimentos" y en que las reciban "los profesionales de la agricultura.