Asaja de Valladolid reclama destinar el dinero de la venta de once silos del FEGA a sufragar acciones contra las plagas

Asaja de Valladolid ha reclamado que el dinero obtenido por la venta en la provincia de once silos de cereales del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) se invierta en pagar acciones contra las plagas que asolan el campo, como las de los  los conejos, los topillos y la nefasia.

La reclamación del sindicato se produce después de que el FEGA, organismo adscrito al Ministerio de Agricultura, haya decidido sacar a la venta los once silos que tiene en la provincia de Valladolid para ahorrar, ya que debido a su estado de conservación están prácticamente inservibles y resulta muy caro mantenerlos.

 

Ante ello, Asaja de Valladolid, a través de un comunicado, reclama en primer lugar trasparencia en todo el proceso y que se informe a las organizaciones agrarias. "En Castilla y León recientemente ha habido unas elecciones donde se han elegido a unos representantes y lo lógico es que se informe a esos representantes y se les pregunte en qué se puede gastar ese dinero", explica Lino Rodríguez, presidente provincial del sindicato.

 

En segundo lugar, el sindicato aboga por que el dinero obtenido de la venta se destine a la lucha contra las plagas que asolan estos días la provincia de Valladolid, como son los conejos, los topillos o la nefasia (plaga que afecta al cereal). "Ese dinero se podría invertir en realizar varias acciones que nos permitan tener un campo verde y limpio, pero libre de plagas que amenazan los productos y la salud de todos", incide Rodríguez.

 

Asaja insta también al Magrama a no contemplar sólo la venta sino también a buscar otros usos que puedan revertirse en dinamizar el medio rural. "Creo que para ello tienen que contar con los agricultores y ganaderos, empresas del sector y del entorno para que entre todos se consiga que los beneficios redunden en la provincia".

 

En total, son once los almacenes que se pondrán a la venta: dos macrosilos de 20.000 y 12.000 toneladas en Medina del Campo y Medina de Rioseco; dos graneros, uno en Simancas y otro también en Medina del Campo, y otros siete pequeños en Corcos, Peñafiel (dos), Simancas, Villalón de Campos y Medina del Campo de nuevo (dos).