Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

ASAJA de Ávila pide que los pastos de zonas de montaña tengan un plus de pastabilidad

Pastos en zonas de montaña. Foto: ASAJA

La organización profesional agraria reclama a la Administración que reconozca la realidad de los ganaderos abulenses e incremente la superficie admisible de pastos.

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha reclamado que los pastos de zonas de montaña tengan un plus de pastabilidad, al igual que ocurre con la dehesa, lo que incrementaría la superficie admisible de terreno dentro del coeficiente de admisibilidad de pastos (CAP) que los ganaderos obligatoriamente tienen que aportar para recibir las ayudas de la PAC.


Tras la actualización en algunos municipios en el SIGPAC del coeficiente de admisibilidad de pastos, se han producido brutales reducciones de la superficie de pasto admisible para los ganaderos abulenses. Esto provoca un gran perjuicio para la tramitación y posterior percepción de las Ayudas PAC 2015, campaña de referencia para poder acceder a la admisión de los derechos de pago base al no poder declarar la superficie adjudicada en años anteriores, con una especial incidencia en el importe que percibirán nuestros ganaderos de las ayudas Agroambientales pertenecientes al Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Castilla y León que hace escasos días han tenido que tramitar casi a ciegas.


ASAJA lamenta que este año se hayan excluido de las ayudas de la PAC cientos de hectáreas donde pastan habitualmente vacas, ovejas y cabras, aprovechando los recursos naturales y fomentando la biodiversidad, como en el caso de los pastos de las zonas de montaña. Por eso ASAJA reclama que, al igual que ha sucedido con la dehesa, se reconozca que los animales pastan en este tipo de terreno, dado que en Ávila los animales no sólo pastan en praderas, porque apenas existen.


La organización profesional agraria también critica la tardanza en la publicación de este coeficiente en nuestra provincia, una de las pocas en la Comunidad en la que muchos ganaderos todavía desconocen cómo les afectará el CAP.


En la actualidad, los ganaderos conocen los coeficientes de admisibilidad de pastos provisionales, que en muchos casos nada tendrán que ver con lo que finalmente dictamine la administración. En el caso de los pastos arbustivos el coeficiente de admisibilidad provisional se sitúa en el 75 por ciento, en el 50 por ciento para los pastos con arbolado y en el 95 por ciento en el caso del pastizal.  


Por otra parte, a medida que comienzan a conocerse los coeficientes de admisibilidad de pastos en Ávila, ASAJA ha comenzado a tramitar ante la Dirección General de Política Agraria Comunitaria de la Junta de Castilla y León la revisión de este coeficiente para evitar que sufran enormes reducciones de pasto admisible en terrenos, por otra parte, en los que habitualmente y desde cientos de años pastan los animales.